Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Deportes

La polémica sacude a Sochi

SOCHI, RUSIA. El Comité Olímpico de Corea del Sur presentó ayer un reclamo por los resultados del patinaje artístico femenino, aunque la...

SOCHI, RUSIA. El Comité Olímpico de Corea del Sur presentó ayer un reclamo por los resultados del patinaje artístico femenino, aunque la Unión Internacional de Patinaje señaló que aún no ha recibido la notificación.

La organización rectora del deporte exige que las protestas sean radicadas apenas termina la prueba.

Los surcoreanos consideran que los juegos estaban parcializados y le costaron a Yuna Kim su segunda medalla de oro.

La campeona de Vancouver 2010 acabó en segundo lugar, detrás de la rusa Adelina Sotnikova.

En gran medida, el furor sobre la final femenina se centra en lo que se percibe como las carencias de elementos artísticos en la rutina de Sotnikova.

Aun así, su puntaje estuvo a la par o mejor de Kim, mucho más fuerte en ese aspecto.

Los puntajes técnicos de Sotnikova fueron ampliamente superiores.

La ISU (las siglas en inglés de la Unión Internacional de Patinaje) dijo que no ha recibido ninguna carta y declinó formular comentarios adicionales.

La ISU divulgó un comunicado en el que expresó: ‘estamos confiados en la óptima calidad e integridad del trabajo de los jueces’.

HISTORIA REPETIDA

La película de siempre en el patinaje artístico, zarandeado por los fallos de sus jueces.

Todo deporte sin una raya de meta, cronómetro o un estándar definitivo para determinar a un campeón se expone a las dudas sobre sus resultados.

También se criticó la composición del panel de jueces, ya que se conoció que la rusa Alla Shekhovtsova es la esposa de Valentin Piseev, director general de la federación de patinaje artístico del país.

Quizás este detalle sirva de explicación: de acuerdo con el actual formato para determinar los puntajes, adoptado tras el escándalo en los juegos de Salt Lake City 2002, Sotnikova cumplió con lo justo para ganar.

En las reglas no hay nada que dice que el programa libre debe ser una obra maestra en lo artístico.

Fue lo que hizo Sotnikova, si bien su margen de victoria de casi seis puntos fue impactante.