Temas Especiales

06 de Jul de 2020

Baloncesto

La mejor edición de la Euroliga se queda en el limbo

La historia que no se llevará a cabo ha dejado a grandes inversionistas y aficionados en un limbo deportivo. Aún así, los equipos se mantendrán hasta el próximo año

Delaney
Malcolm Delaney celebró la decisión de la Euroliga de cancelar la presente temporada 2019-20.EFE

Iba a convertirse en la mejor edición de la historia, pero la pandemia por la Covid-19 ha puesto punto y final a la Euroliga 2019-2020, una competición con muchos aspirantes, muchas estrellas y una alta inversión económica que ha quedado en el limbo.

Es la historia de lo que pudo haber sido y no será, aunque la competición mantendrá a los mismos dieciocho equipos el año próximo para darles nuevamente una oportunidad. A diferencia de otros deportes y de otras competiciones, el mensaje ha sido claro: prevalece la salud por delante del negocio; y ni siquiera fue necesario votar para tomar la decisión.

La Euroliga no quiere hipotecar el próximo campeonato, no cree que puedan competir equipos de diferentes territorios con condiciones diferentes y considera que la prioridad era la salud de la familia que conforma el baloncesto continental.

En este sentido, la muerte de Roman Abzhelilov, el médico del CSKA Moscú, por coronavirus a los 44 años de edad, seguramente dictó la sentencia a esta edición de la Euroliga. Los jugadores mostraron su rechazo a reiniciar la competición y la Euroliga no cree que la competición pudiera ir más allá del 26 de julio, porque los jugadores necesitan algo más de un mes para descansar y otro periodo similar para realizar la pretemporada.

Hasta ahora la competición estaba siendo de primer nivel, era de las mejores ediciones que se recuerdan. Se habían disputado 28 partidos y quedaban seis para finalizar la fase regular.

Euroliga
La incertidumbre de la pandemia ha causado que una alta inversión económica quede en el limbo.EFE

¿Quién dominaba la competición?

Este año el máximo favorito era Anadolu EFES, que la pasada edición fue derrotado en la final por el CSKA de Moscú (91-83). Los turcos llevaban un balance de 24-4, alumbrados por el mejor jugador de la competición Shane Larkin.

¿Y los españoles?

Real Madrid y Barça eran la gran alternativa al conjunto de Estambul. Sumaban las mismas victorias (22) y tenían toda la ventaja para afrontar el play off con el factor cancha favorable. Más complicado lo tenían Valencia (12-16) y Baskonia (12-16), que luchaban por meterse entre los ocho primeros.

¿Qué equipos estaban clasificados matemáticamente?

Anadolu, Real Madrid, Barça, CSKA Moscú y Maccabi Tel Aviv ya tenían el billete para las eliminatorias. Para las otras dos plazas había hasta ocho candidatos: Panathinaikos, Khimki, Fenerbahce, Zalgiris, Valencia, Olympiacos, Armani Milán y Baskonia.

¿Por fin un título para Anadolu?

El equipo de Ergin Ataman lo tenía todo para que este fuera su gran año. Solo perdió cuatro partidos de los 28 disputados y eso que empezó cayendo en casa ante el Barça (64-74). Tiene un seguro con Larkin (22,20 puntos y 25,76 de valoración por partido), el jugador más determinante del campeonato.

¿Y el Real Madrid?

Empezó muy irregular, con tres derrotas (Zalguiris, Anadolu EFES y Bayern Múnich) en los primeros cinco partidos, pero se rehizo y cedió otras tres en las siguientes 23 jornadas. Walter Tavares cierra el aro (7 rebotes y 2 tapones por partido) y Campazzo es con 7,11 asistencias, el segundo mejor pasador de la competición. El baloncesto de los de Laso iba claramente a la alza.

¿El año del Barça?

Había asignado su presupuesto más alto (41,48 millones de euros) para conseguir un objetivo que hace diez años que persigue. El fichaje de Nicola Mirotic fue la sensación del año en Europa y completó la plantilla con jugadores de nivel top como Higgins, Davies, Abrines y el controvertido Delaney. 

La plantilla del Barça de baloncesto mostró este martes su apoyo, "al cien por cien", a la decisión tomada por la Euroliga de cancelar definitivamente la máxima competición continental de esta temporada.

"Es lo mejor par el baloncesto y, sobre todo, para la salud física y mental del jugador", manifestaron los jugadores del conjunto azulgrana a través de un comunicado.

La plantilla que dirige Svetislav Pesic cree "firmemente" que la suspensión definitiva de la Euroliga a causa de la pandemia del coronavirus, "es la mejor decisión que podía tomar la mejor competición de baloncesto de Europa".

"La Euroliga ha demostrado, finalmente, valorando los pros y los contras de esta complicada situación, que piensa en los jugadores, atendiendo a razones de salud por encima de todo", concluye la nota.

Euroliga
La plantilla del equipo Barca de básquetbol estuvo de acuerdo con la cancelación.EFE

Por su parte, el entrenador del Unicaja, Luis Casimiro, afirmó tras la cancelación esta temporada de la Eurocopa, en la que su equipo estaba clasificado para los cuartos de final, que entiende las razones" de la decisión adoptada este pasado lunes por el Comité Ejecutivo de la Euroliga, aunque "es una pena".

El preparador manchego lamentó este martes, en unas declaraciones facilitadas por el club malagueño, "no poder terminar la temporada en 'Eurocup'", al recordar que "el equipo ha andado muy bien en esta competición, terminando primero en el grupo del Top 16", por lo que insistió en que "es una pena".

Aún así, Casimiro se mostró comprensivo con su cancelación y dijo que "evidentemente era muy difícil organizar" la fase final de este torneo "a nivel internacional".

"Todos lo suponíamos, pero nos hubiera gustado, a mí como entrenador y prácticamente a todos los jugadores, haber terminado la competición. Hay que aceptarlo y ya está", recalcó.