Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Béisbol

Chicago no va a descansar hasta ser un campeón

El equipo estará a la caza de algún agente libre de alto perfil para la próxima temporada

Chicago no va a descansar hasta ser un campeón
Joe Maddon (c) espera grandes cosas con Chicago.

Los Cachorros de Chicago perdieron el campeonato de la Liga Nacional y no ganaron su división este año.

Pero el equipo que gerencia Theo Eptein está un poco más que contento con el trabajo realizado.

Chicago sacó de carrera a los dos rivales a quienes todos querían evitar: los Piratas de Pittsburgh y los Cardenales de San Luis, y aunque fueron duramente barridos por los Mets de Nueva York, la experiencia para todo el equipo en general fue muy satisfactoria.

El mánager Joe Maddon probó el talento joven de los Cachorros, encontrando respuesta en el boricua Javier Báez y en Kris Bryant, una futura súper estrella que debe ser el Novato del Año en la Liga Nacional.

Además, tuvo en Jake Arrieta tal vez el más sorprendente descubrimiento: un lanzador catapultado al estrellato, ganador de 22 juegos y el responsable de que el plantel tuviera la mejor temporada en muchos años.

‘Fue un año mágico, ganamos 97 juegos, pudimos haber sido campeones en otras divisiones, pero la nuestra es la más competitiva de todo el béisbol, y logramos seguir adelante', destacó Eptein.

Ahora, los Cachorros le apuntan directo a la postemporada, solo que esta vez como campeones de la División Central.

Para esto, deben negociar con Arrieta, quien es elegible para arbitraje, y mantener la ofensiva de Antonhy Rizzo, Bryant, al que se une el cubano Jorge Soler y el novato ASddison Russell.

‘Creo que el próximo año tendremos muchas armas de ataque y una buena diversidad en el cuerpo de lanzadores', destacó Maddon, un fuerte candidato al mánager del año en la Liga Nacional, después de ganar este premio con los Rays de Tampa en la Americana.