16 de Ago de 2022

Béisbol

Los Cachorros siguen cambiando fichas

Las destituciones de tres de sus principales ‘coaches' tras haber sido eliminados por los Dodgers avista muchos más movimientos

Los Cachorros siguen cambiando fichas
Pese a ganar su división, Chicago nunca fue el equipo dominante que ganó la Serie Mundial el año pasado.

Tras no haber podido revalidar el único título de la Serie Mundial que consiguieron en más de 100 años, los Cachorros de Chicago continúan desmantelando la parte que consideran no ofreció los resultados que se esperaban.

Los Cachorros destituyeron a tres coaches que sirvieron en su momento para llevar al equipo al campeonato del año pasado; se trata del coach de lanzadores Chris Bosio, el coach de bateo John Mallee y el coach de tercera base Gary Jones.

Ninguno de los tres realizó comentario alguno después de sus respectivos despidos, sin embargo, luce evidente que en el alto mando del equipo sus trabajos no resultaron satisfactorios.

El piloto de los Cachorros, Joe Maddon, es el único que aún se mantiene, al parecer, sin perturbaciones en su puesto.

‘Estábamos buscando una voz que fuera diferente, además de tener un enfoque diferente que nos permita ser mejores',

JOE MADDON

MÁNAGER DE LOS CACHORROS DE CHICAGO

Chicago contrató al ex entrenador de bateo de los Medias Rojas de Boston, Chili Davis, para el mismo puesto en Chicago, y también contrató al ex entrenador de tercera base de Boston, Brian Butterfield, para reemplazar a Jones.

Aún no han contratado a un coach de pitcheo, pero los rumores apuntan a que el ex entrenador de los Rays, Jim Hickey, podría ser contratado antes de terminar el mes de octubre.

Para Maddon, los cambios fueron necesarios, en busca de darle al equipo ‘algo diferente' a partir de la próxima temporada.

La razón de gestionar los contratos de Davis y Butterfield radica en que ambos estaban libres, luego de que los Medias Rojas despidieran a John Farrell al terminar la campaña regular.

Además, con ambos en plena labor, Boston resultó un equipo muy eficaz.

De acuerdo con las estadísticas de equipo al final de la temporada, los Medias Rojas fueron uno de los mejores equipos en anotar carreras desde tercera base con menos de dos outs.

También fueron el mejor de los 30 equipos de las Grandes Ligas en mover corredores desde segunda hasta la tercera base, sin outs.

Esos aspectos convencieron a los Cachorros, que fueron muy mediocres en estos de aspectos, de traer a Davis y Butterfield.

Maddon estuvo al tanto de los movimientos. Ha preferido no hacer comentarios al respecto, aunque reconoce que tener un nuevo trío en los puestos de mando dentro y fuera del terreno puede ser sumamente útil.

‘Estábamos buscando una voz que fuera diferente, además de tener un enfoque diferente que nos permita ser mejores y más efectivos a nuestros bateadores', destacó el veterano estratega.

Chilli Davis fue un prolífico bateador que ganó tres anillos de Serie Mundial como pelotero con los Mellizos de Minnesota y los Yanquis de Nueva York.

Terminó su carrera con promedio ofensivo de .274, además de 2,380 imparables y 350 cuadrangulares, junto con 1,372 carreras empujadas en una gran carrera de 19 temporadas.

Esa versatilidad de Davis como bateador es la misma que ha aplicado con los Atléticos de Oakland y los Medias Rojas, equipos en los que sirvió como coach de bateo.

‘Tiene un trabajo que hacer, es una voz diferente en el equipo y su enfoque debe ayudarnos a mejorar en la ofensiva. Todo estará por verse desde el momento en que se reuna con los muchachos y pueda a trabajar con ellos', destacó Maddon.