Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Béisbol

Molitor y Lovullo fueron elecciones más que correctas

Con equipos perdedores en la pasada campaña, ambos manejadores hicieron maravillas para llegar a ser contendientes en la postemporada

Torey Lovullo y Paul Molitor convirtieron a sus equipos de extremos perdedores a máximos ganadores.

Ambos fueron distinguidos con el premio al mejor mánager del año en las ligas Nacional y Americana, respectivamente, una elección considerada como una de las más correctas de los últimos tiempos de parte de la Asociación de Cronistas de Béisbol de los Estados Unidos.

Y es que Lovullo y Molitor transformaron a un par de equipos perdedores en contendientes que alcanzaron la postemporada a fuerza de un empuje sin igual.

Lovullo llegó a los Diamondbacks de Arizona con la misión de enderezar a un equipo que el año anterior había terminado con récord de 69-93, a pesar de contar con un grupo de jugadores de buen nivel.

La transformación de los D'Backs fue total, dándole la vuelta a la marca perdedora del año pasado exactamente al contrario (93-69), siendo escoltas de los Dodgers de Los Ángeles en la División Oeste de la Liga Nacional, jugando el partido de comodines, que ganaron sobre los Rockies de Colorado, aunque luego los Dodgers se deshicieron de ellos en la serie divisional.

Lovullo obtuvo 18 votos de primer lugar, cinco de segundo y seis de tercero, para sumar 111 puntos para vencer fácilmente a Dave Roberts, de los Dodgers (55) y a Bud Black, de los Rockies (43).

‘Estoy muy contento, pero todo el mérito es para un equipo que demostró que se puede llegar muy lejos, sin tener muchos nombres grandes entre sus jugadores'

PAUL MOLITOR

MÁNAGER DE LOS MELLIZOS DE MINNESOTA

Es el tercer manager de los Diamondbacks en llevarse el galardón, después que lo consiguieran Bob Melvin (2007) y Kirk Gibson (2011).

Si la de Torey Lovullo es una historia de éxito, la de Paul Molitor es no solo de eso, sino además de transformación absoluta.

Los Mellizos de Minnesota fueron el peor equipo de las Grandes Ligas en 2016, con marca de 59 victorias y 103 derrotas, en los vaticinios de los expertos, nadie los tenía en cuenta ni siquiera para figurar en la División Central de la Liga Americana.

Molitor regresó con los Mellizos en 2017, teniendo el mismo personal disponible, que sufrió una transformación absolutamente sorprendente.

Jugando con peloteros como el veterano Joe Mauer, y otros como Brian Dozier, Eduardo Escobar y una contratación cuestionadísima como la del dominicano Bartolo Colón pusieron a los Mellizos en la postemporada como comodines, perdiendo el encuentro único ante los Yanquis de Nueva York.

La llegada de Colón parecía una muestra de que los Mellizos no iban a ser contendientes, pero el veterano de 44 años le dio al equipo un incentivo más allá del terreno de juego: su motivación.

Molitor se convirtió en el segundo miembro del Salón de la Fama de las Grandes Ligas que gana el premio al mejor director del año, emulando a Frank Robinson, quien lo hizo en 1989 con los Orioles de Baltimore.

Superó a Terry Francona de los Indios de Cleveland y A.J. Hinch, de los Astros de Houston campeones de la Serie Mundial.