Temas Especiales

30 de May de 2020

Fútbol

Los ‘chicos malos del fútbol’, listos para imponer su ley en el Mundial

Algunas futbolistas juegan al límite y suelen abusar de la violencia para imponer "respeto" entre los rivales

Son jugadores rudos, violentos, y polémicos cuando pisan el césped. Sus rivales le temen por sus fuertes entradas.

Non solo se trata de jugador que han maltratado a sus rivales, sino que algunos se han ganado su reputación, gracias a alguna acción puntual con su selección o con sus clubes, dentro o fuera de las canchas.

En la próxima Copa del Mundo que se jugará en Brasil, jugadores como el portugués ‘Pepe’, el argentino Javier Mascherano, el italiano Mario Balotelli, el holandés Nigel De Jong, de seguro estarán en la mira de los silvantes.

Las faltas violentas serán la prioridad para los árbitros que actuarán en el Mundial de Brasil, por encima de otros temas polémicos como las simulaciones, o los toques con la mano.

EN LA MIRA

Al margen de ser un buen central, el portugués ‘Pepe’ tiene la fama de ser considerado uno de los jugadores más bruscos del mundo.

A raíz de sus fuertes acciones en el terreno de juego, se le conoce con el sobrenombre de ‘carnicero’.

Una de las acciones violentas más recordadas del portugués, fue en la temporada de la Liga de España 2008-09, cuando se enfrentaban en el ‘Clásico’ Barcelona y Real Madrid.

El central del Real Madrid le propinó un ‘pisotón’ en la mano a Lionel Messi, cuando el argentino estaba en el piso.

¿Será Pepe capaz de cambiar esa imagen de ‘carnicero’, o por el contrario es algo innato en él, que jamás podrá cambiar?

El volante holandés Nigel De Jong es el último caso de una estirpe de jugadores de fútbol que llevan al límite su concepto de juego duro.

De Jong es recordado por propinarle una patada en el pecho al jugador de España Xavi Alonso, en la final del Mundial de Sudáfrica 2010.

A pesar de semejante falta, el árbitro inglés Howard Webb solo le mostró la tarjeta amarilla a De Jong.

En octubre de ese mismo año, De Jong hizo una violenta entrada que rompió la pierna izquierda del francés Hatem Ben Arfa del Newcastle, en un partido de la Liga Premier.

Por esa acción, fue excluido de la selección de Holanda por el técnico de HoBert van Marwijk.

Mario Balotelli, delantero de la selección de Italia y del AC Milan, es considerado otro de los jugadores más polémicos del mundo, dentro y fuera de la cancha.

Sus acciones van, desde lanzarle tomates a un entrenador de la seria A de Italia, hasta coleccionar infracciones de tránsito en las calles de Inglaterra.

Sus multas suman más de 11 mil euros.

El delantero del Milan, en una red social, subió un video donde se lo puede observar haciendo una práctica de boxeo.

¿Será para ponerse en forma o para ponerlo en práctica contra algún adversario?

Pero detrás de sus ‘locuras’, hay mucho talento y si logra controlar su temperamento, se puede convertir en una de las figuras del Mundial.

La lista de los jugadores rudos, también incluye al defensa argentino Javier Mascherano.

No es un jugador tan polémico como otros, pero si es reconocido como un futbolista que siempre mete la pierna muy fuerte.

Durante un partido de las eliminatorias mundialistas frente a Ecuador, Mascherano fue supuestamente provocado por el camillero de Ecuador y el jugado argentino no encontró un mejor argumento que entrarle a patadas.

La selección de Colombia también tendré en sus filas a un jugador plagado de polémicas y reacciones absurdas.

Se trata de Teófilo Gutiérrez, gran goleador y dueño de una técnica exquisita.

La hoja de vida de Gutiérrez está llena de contradicciones y un comportamiento poco profesional.

En el año 2010, cuando jugaba en el fútbol de Turquía para el club Trabzonspor, ‘Teo’ le pegó una trompada en pleno partido al defensor Ibrahim Toraman del Besiktas, hecho que derivó en un gran tumulto entre los jugadores de ambos equipos.

A inicios de este año, defendiendo los colores del Racing Gutiérrez sacó un arma de aire comprimido con la que amenazó a sus compañeros, luego que su equipo cayera por goleada ante el Independiente.

En la lista de los jugadores fuertes y que juegan al límite de la reglas, no podía faltar el español Sergio Ramos.

Ramos, es un gran defensor y un jugador con gran capacidad para rematar de cabeza.

Pero, también es reconocido por ser un jugador fuerte, que le gusta enseñar los ‘dientes’, incluso a sus compañeros.

En noviembre de 2010, Ramos le empujó la cara al capitán del Barcelona Carles Puyol, durante un partido ante el Barcelona.