Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Fútbol

Editorial

Partido de alto riesgo

Todo lo que ha producido el empate entre Portugal y Estados Unidos.

El punto de conflicto se asoma nuevamente en la Copa del Mundo 2014.

Se diría que los partidos que se jugarán este jueves en el Grupo G tienen más implicaciones que cualquiera de los de la última fecha de la fase de grupos del torneo.

Y sí, para mí es así. Es como el ‘Punto G’ del fútbol, el de la sensibilidad, el que podría mostrar qué tan elevada es la estima de la FIFA, y hasta dónde su epidermis cuenta con la resistencia debida.

Veamos. Alemania y Estados Unidos tienen cuatro puntos cada uno; Ghana y Portugal, uno por bando.

Bastaría un empate a teutones y gringos para sellar sus pases a los octavos de final; y ya más de un comentarista se ha referido a la buena relación entre los técnicos Joachim Loew y Juergen Klinsmann, quienes estuvieron juntos en el Mundial de Sudáfrica con Alemania.

¿Partido de alto riesgo? Sí, para mí lo es; no solo porque un desliz sumado a una victoria de Portugal o Ghana podría sacar de carrera a alemanes y estadounidenses; sino porque las especulaciones y el morbo que suele rodear encuentros como los que estas selecciones van a disputar debe bajarse de tono con una decisión que ponga la lupa de la FIFA en acción.

Me gusta el fútbol, el espectáculo, y siento que Brasil 2014 está dando mucho de esto, pero también soy creyente del juego limpio, y por el bien del fútbol, la jornada del Grupo G, incluso, debería considerarse ‘de alto riesgo’, tomando así las previsiones correspondientes.