22 de Feb de 2020

Fútbol

Sevilla da un gran paso hacia cuartos en la Copa del Rey

El duelo sevillano se decidió con un gol a los 13 minutos del danés Krohn-Dehli y otro del polaco Krychowiak

Sevilla da un gran paso hacia cuartos en la Copa del Rey
Jugadores del Sevilla celebran el triunfo.

El Sevilla ganó 0-2 al Real Betis en el Villamarín y dio un gran paso hacia los cuartos de final de la Copa del Rey, en un derbi sin calidad en el juego y que los sevillistas resolvieron al ser mucho más efectivos que el inofensivo equipo verdiblanco.

El duelo sevillano se decidió con un gol a los 13 minutos del danés Krohn-Dehli y otro del polaco Krychowiak, a los cuatro minutos de la reanudación, mientras que el Betis, al que se le pone muy difícil la clasificación, falló un penalti a diez minutos del final al tirarlo fuera Rubén Castro y acabó con uno menos por la expulsión de N'Diaye.

Se medían los eternos rivales dieciocho días después del último derbi de Liga, el 19 de diciembre también en el Villamarín (0-0).

Pepe Mel, técnico del Betis, apostó por reforzar el medio campo con el francés Digard y Portillo acompañando al brasileño Petros y al senegalés N'Diaye, con Jorge Molina y el holandés Ricky Van Wolfswinkel en el ataque.

En el Sevilla, sin el sancionado Iborra ni el lateral brasileño Mariano, por decisión técnica, Unai Emery también hizo cambios al dejar en el banquillo al extremo ucraniano Konoplyanka y los puntas Llorente y el galo Gameiro.

Con el uruguayo Cristóforo y el polaco Krychowiak en el medio, puso al danés Krohn-Dehli en la izquierda en un tridente con Éver Banega y Vitolo, y arriba el italiano Immobile.

Los béticos, como muchas veces en casa, salieron dormidos, con nervios, y pronto perdían el balón, con lo que el dominio del Sevilla, más concentrado, fue absoluto en los primeros minutos con un primer intento de cabeza, flojo, de Immobile, que paró Dani Giménez.

Cuando parecía que el Betis quería reaccionar y llegar arriba, como en un peligroso centro de Piccini que sacó de cabeza Rami, los sevillistas le asestaron un duro golpe al hacer el 0-1 Krohn-Dehli, el mejor de los suyos en este periodo, que se internó por la izquierda ante la pasividad local y marcó de tiro cruzado, a los 13 minutos. Fue un mazazo por la ventaja que da un gol fuera en Copa, y más en un derbi, que suelen ser trabados.