La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Fútbol

‘Me quedo en el Benfica', aseguró Julio César

El arquero brasileño acalló rumores sobre su continuidad en el marco del onceno luso

Julio César es un veterano del fútbol internacional.

El portero brasileño del Benfica, Julio César, quiso acallar los rumores sobre su continuidad en el club portugués y aseguró que la renovación está casi cerrada.

‘La renovación está prácticamente concretada, sólo falta firmar. Es porque el presidente ha estado muy ocupado, pero está casi', dijo el guardameta en declaraciones a la televisión oficial del Benfica.

Júlio César, portero titular del equipo, no ha podido participar en los últimos tres encuentros debido a una rotura en un tendón del aductor derecho.

Sin embargo, esta semana surgieron rumores sobre la posibilidad de que la ausencia del brasileño en la portería se debía a un conflicto entre el club y el jugador para cerrar su renovación, como denunció el responsable de relaciones internacionales del Sporting de Lisboa, rival capitalino del Benfica. El entrenador de las "águilas", Rui Vitória, fue cuestionado sobre la situación de Júlio Cesar en la rueda de prensa tras el triunfo liguero ante el Tondela (4-1) y rechazó que se cuestionara la profesionalidad del portero.

‘No voy a responder a cualquier señor sobre cuestiones del club. No me gusta ese discurso ni las indirectas. Lo que puedo decir es que no admito que se cuestione la profesionalidad de nuestros jugadores. Es ridículo', consideró.

Desde que fichó en septiembre de 2014 por el Benfica, Júlio César ha conquistado la Liga portuguesa (2014-2015) y se ha erigido como uno de los jugadores más queridos de la multitudinaria afición de los encarnados por su calidad y experiencia.

El portero brasileño, de 36 años, tiene contrato vigente hasta 2017 con las ‘águilas'.

Campeón con el Inter de Milán de la Liga de Campeones de 2010, defendió el arco del Flamengo, el Queens Park Rangers y el Toronto y fue el titular de Brasil en los mundiales de 2010 y 2014, en este último, encajando una histórica goleada que le propio la después campeona del mundo, Alemania.