25 de Feb de 2020

Fútbol

Barcelona y Bayern Múnich a convencer

Ambos equipos deben mejorar cuando enfrenten al Atlético Madrid y el Benfica en los partidos de vuelta de cuartos de final

Barcelona y Bayern Múnich a convencer
Barcelona y Bayern Múnich a convencer

Dos de las potencias del fútbol europeo, Barcelona y Bayern Múnich, ganaron pero no convencieron en la ida de los cuartos de final de la Champions, y deberán mejorar el miércoles en la vuelta, cuando visiten a Atlético Madrid (2-1) y Benfica (1-0) respectivamente.

Pese a que ambos se impusieron en el primer duelo, el Barça, vigente campeón, remontó gracias a un doblete del uruguayo Luis Suárez y tras la expulsión del rojiblanco Fernando Torres, que abrió el marcador.

El Barça tiene los recursos necesarios para defender su ventaja ante el Atlético, pero sus dos derrotas consecutivas en el campeonato le han hecho perder la imagen de todopoderoso.

‘Será realmente intenso, un partido muy igualado' avisaba Carles Puyol, antiguo gran capitán azulgrana, en la web de la UEFA.

PHILIPP LAHM,
CAPITÁN, BAYERN MÚNICH

‘El otro partido, tuvimos problemas con nuestro juego. Nos faltó precisión en la posesión de balón, cometimos muchos errores y tomamos malas decisiones'

Los azulgrana se enfrentarán al Atlético tras su derrota el sábado frente a la Real Sociedad (1-0), y tras tropezar en la visita del Real Madrid en el clásico (2-1).

Los rojiblancos, en cambio, llegan pletóricos de moral después de golear 3-1 al Espanyol y colocarse a tres puntos del Barcelona, a falta de seis jornadas para el final de la Liga cuando hace apenas dos semanas, el líder liguero parecía inalcanzable.

Los azulgrana, que todavía pueden repetir el triplete Liga, Liga de Campeones y Copa del pasado año, volverán a confiar arriba en su tridente formado por el argentino Leo Messi, Luis Suárez y el brasileño Neymar, que en los últimos partidos parece haber bajado su intensidad.

BAYERN MÁS PRECISO

Mientras, el Bayern no se vio amenazado en la ida por los portugueses, pero se conformaron con un gol del chileno Arturo Vidal en el minuto 2.

Su visita a Lisboa debería ser asequible, pero el Benfica se beneficiará del apoyo de su ruidoso público.

‘Es la Liga de Campeones, no hay partidos fáciles', avisaba Franck Ribery en la página web de la UEFA.

Para Philipp Lahm, que disputará su partido 103 de la Liga de Campeones e igualará la marca del exportero del club Oliver Kahn, tendrán sobre todo que mejorar su precisión, lo que más les faltó en el partido de ida.

El campeón del mundo, que sueña a sus 32 años con un segundo título continental tras el conseguido en 2013, cree que con un gol y "buena defensa" el Bayern tiene una gran oportunidad de superar la eliminatoria sin sufrir tanto como en octavos de final contra la Juventus.

El Benfica, por su parte, sueña con la remontada, aunque no podrá contar para ello con el delantero brasileño Jonas Golçalves, que lucha por la Bota de Oro europea (30 goles en el campeonato portugués). y que está sancionado.

Una de las dudas del entrenador luso Rui Vitoria es si alinear en punta un solo atacante, plaza que ocuparía Konstantinos Mitroglou, habitual pareja de Jonas, o mantener el esquema 4-4-2.