La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Fútbol

James Rodríguez, sin definir su futuro en el fútbol

El colombiano culmina el período de préstamo con el Bayern Munich. Se supone que debe regresar a las filas del Real Madrid muy pronto

James Rodríguez (d) querría quedarse en Alemania, donde está muy a gusto.

La historia del colombiano James Rodríguez pasó de la brillantez de un Mundial en 2014, donde fue el máximo goleador y uno de los mejores jugadores del torneo, a la del que fue dejado a un lado por decisión técnica, y vuelto a la vida gracias a una nueva oportunidad.

Dueño de un exquisito manejo del balón, visión de cancha y con buena pegada con su pierna izquierda, Rodríguez fue reclutado con gran pompa por el Real Madrid al terminar el torneo en Brasil, donde el entonces técnico Carlo Ancelotti no le encuentra un lugar en su esquema.

Ancelotti sale y llega Zinedine Zidane, pero nada cambia para el colombiano, relegado a la banca nuevamente, pues el francés prefirió a Isco Alarcón en la media cancha del Real Madrid.

‘James estaba hundido, logré rescatarlo. Hoy es otro jugador, integrado y feliz',

JUPP HEYNCKES

BAYERN MUNICH

Rodríguez no ve minutos, y cuando el óxido comienza a hacerse presente, es enviado en calidad de ‘préstamo' al Bayern Munich.

Los bávaros lo recibieron bien, pero también tenían una crisis. Y en ella, estaba inmerso nuevamente Ancelotti, aquejado por los malos resultados en el arranque de la Bundesliga.

Esta vez, James no es el problema, sino jugadores establecidos en el club bávaro, como el polaco Robert Lewandowski y el alemán Thomas Muller, molesto por haber sido relegado a un plano secundario.

En octubre del año pasado, Ancelotti deja el Bayern Munich, trayendo de vuelta a un viejo conocido del equipo, Jupp Heynckes, respetado por sus logros con el club y, además, por su forme exigente de manejar el vestuario.

La llegada de Heynckes abrió las especulaciones sobre James Rodríguez y la forma como podría encajar en el esquema del entrenador.

En cinco jornadas bajo su mando, Heynckes le devolvió al equipo muniqués la estima perdida y el ritmo de juego arrollador.

Con ello, el propósito del estratega fue devolverle la confianza al colombiano, sabedor de su calidad.

‘Cuándo llegué aquí, James estaba hundido, fuera de forma, no se sentía bien. Le hablé mucho, comenzó a ganar confianza y a integrarse con el equipo. Ha tenido una evolución genial, es un jugador que tiene fantasía, una gran visión de juego y lo más importante, se abrió y se siente a gusto aquí', señaló hace un par de meses el entrenador.

Y sí, James Rodríguez es otro jugador en las manos de Heynckes, con quien se comunica en español, aunque ya ha tomado clase de alemán, dominando términos básicos, imprescindibles para la comunicación dentro y fuera de la cancha.

En este punto, ya integrado y contento en Alemania, con su club y sus compañeros, el futuro del colombiano es tan cierto como incierto, pues al terminar la campaña, debe haber una decisión sobre si se queda con el Bayern o regresa a España.

El propio jugador tiene sus dudas al respecto.

‘Nadie sabe lo que va a pasar. El presente mío es el Bayern y creo que estoy pasando por una buena fase. Hay que pensar en todo lo que es el presente. Del futuro nadie sabe. Lo único que sé es que estoy bien aquí', destacó tras la pérdida del club alemán ante el Real Madrid en el choque de ida de semifinales de la Champions League.

Por su parte, Zidane dejó una rendija abierta ante un posible retorno del colombiano al Madrid.

‘Yo no quería que se fuese, el jugador quería jugar más y lo entiendo porque necesitaba jugar más. Nunca he tenido problemas con James', señaló.

Lo cierto hoy, es que James Rodríguez está en un gran punto en su carrera, jugará su segundo Mundial de Fútbol con una selección colombiana talentosa y efectiva que alegrará con su juego el torneo en Moscú.

El Bayern Munich tendrá un nuevo entrenador al terminar la temporada. El alemán Nico Kovac, un discípulo de Heynckes. James ya le mostró lo que puede ofrecerle.