La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Fútbol

Real Madrid se planta en la final

Dos goles de Benzema, un inspiradísimo Keylor Navas, algo de suerte y decisiones polémicas. El conjunto blanco espera a quien pase entre Liverpool y la Roma

Real Madrid se planta en la final

Uno de los mejores partidos de la historia moderna de la Champions League, un clásico emotivo, que no dejó nada a la imaginación.

Fueron 90 minutos épicos, con drama, con sufrimiento y la expresión máxima de la resistencia frente al deseo de ganar pese a la adversidad.

Real Madrid y Bayern Munich regalaron un encuentro que por todos los tiempos será referencia de entrega completa de parte y parte.

El empate a dos goles posiblemente sea el resultado más justo que podría lograrse en un partido donde se jugó uno de los dos boletos a la final de la Champions League, y que le pertenece a los campeones vigentes, el Real Madrid.

El conjunto español empató 2-2 ante el Bayern Múnich en el partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones y se clasificó para la final que se disputará en Kiev el próximo 26 de mayo.

EMOCIONES A GRANEL

El Real Madrid avanzó a su tercera final seguida en la Champions League

4-3

terminó el global en este clásico europeo. Los blancos se quedaron con el pase para la final del 26 de mayo en Kiev, Ucrania.

80

mil espectadores vieron el partido en el Santiago Bernabeu, uno épico, de los mejores de la historia.

Joshua Kimmich abrió el marcador en los primeros minutos del choque para el Bayern y Karim Benzema empató poco después con un remate de cabeza tras un buen pase de Marcelo.

En la segunda parte, un error en el primer minuto del portero Sven Ulreich propició el segundo tanto del delantero francés, mientras que el colombiano James Rodríguez, en el minuto 63, cerró el marcador con el segundo gol del conjunto alemán.

Un par de jugadas produjeron polémica en el encuentro; una mano en el área del brasileño Marcelo, no pitada por el central y luego, en el segundo tiempo, un error defensivo inconcebible que no desaprovechó Benzema.

Hubo dos grandes figuras en el partido: el colombiano James Rodríguez, quien brilló con luz propia, por afán, trabajo, calidad con el balón en los pies. Fue el protagonista de la resurrección del Bayern al convertir el 2-2, tanto que, por respeto a su anterior afición, no celebró.

Por el Real Madrid, Keylor Navas se hizo gigante en los momentos más dramáticos; pese a encajar dos goles, el costarricense sacó todo lo que le llegó; Benzema revivió, tantas veces cuestionado, criticado y abucheado, goleó cuando tuvo la oportunidad, no falló.

El Real Madrid espera al ganador de la serie hoy entre la Roma y el Liverpool, que tiene ventaja para los ingleses.