La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Fútbol

Uruguay comienza su sueño ante Egipto

Con un equipo que combina juventud, una delantera letal y la ilusión de llegar muy lejos, los egipcios apuestan por dar una gran sorpresa

Luis Suárez es referente ofensivo de Uruguay.

Uruguay ganó dos campeonatos mundiales de fútbol en 1930 y 1950; desde entonces, hasta el Mundial de 2010 en Sudáfrica, donde terminó en la cuarta colocación.

Esta colocación coronó un trabajo de relanzamiento del fútbol charrúa, gestado por Óscar Washington Tabárez y que alcanzó el mejor lugar del plantel uruguayo, que también quedó cuarto en el Mundial de 1970 en México.

Hoy, los uruguayos llegan a su décimo tercer Mundial con una ilusión renovada.

Tabárez tal vez guíe a la celeste por última ocasión; con 71 años, el veterano estratega acusa algunos quebrantos de salud, que aún así no han doblegado su entereza y gran conocimiento.

Grandes veteranos, como el arquero Fernando Muslera, el arquero Diego Godín, y los delanteros Luis Suárez Edison Cavani también están a las puertas de su despedida mundialista.

Tras ellos, se erige un gran grupo de talentosos jugadores: Guillermo Varela, Giorgian De Arrazcaeta, Rodrigo Betancur, Matías Vecino y Maximiliano Gómez son algunos nombres de la nueva generación del fútbol uruguayo.

NADA DE CONCESIONES

El defensa uruguayo José María Giménez dijo que su selección buscará que el primer partido en Rusia 2018, ante Egipto, no sea ‘un obstáculo' y pueda dar la tranquilidad que no se tuvo en Brasil 2014.

‘La mentalidad nuestra es que no sea un obstáculo el primer partido, que podamos ganarlo y enfrentar los otros partidos con la tranquilidad que no tuvimos en Brasil', expresó Giménez.

Añadió que el equipo quiere evitar el papel de favorito en ‘un grupo difícil, con países muy duros' en referencia al Grupo A del Mundial que los celestes integran junto a la anfitriona Rusia, Egipto y Arabia Saudí.

Por su lado, Egipto llega a un Mundial tras 28 años de ausencia, con su gran estrella, Mohamed Salah entre algodones; el técnico Héctor Cúper podría apelar a otras soluciones como Trezeguet y Sobhi, y circunscribirse a su juego defensivo, característico de los egipcios.