Temas Especiales

11 de May de 2021

Fútbol

El mundo llora tragedia en Río

Diez muertos, todos ellos jóvenes de entre 14 y 16 años, fueron víctimas de un incendio en la sede de la cantera del Flamengo, el club más popular de Brasil

El mundo llora tragedia en Río
El mundo llora tragedia en Río

El Flamengo, el equipo más popular de Brasil, vivió la peor tragedia en sus 123 años de historia con el incendio que ha matado a varios jugadores de la cantera, una de las más prestigiosas del país y de donde han salido ídolos como Zico y más recientemente Vinicius y Lucas Paquetá.

Las llamas consumieron por completo un alojamiento del llamado ‘Ninho do Urubu', el centro de entrenamiento del Flamengo, situado en la zona oeste de Río de Janeiro, donde dormían jóvenes de la base menores de 18 años de edad.

Las autoridades brasileñas confirmaron diez muertos y tres jóvenes heridos, dos de ellos ‘estables' y el otro en ‘estado gravísimo', con quemaduras de tercer grado en el 30 % de su cuerpo.

‘Estamos todos consternados. Ciertamente es la mayor tragedia por la que el club ya pasó en 123 años. Lo más importante es dedicarse a intentar minimizar el sufrimiento de esas familias. Una tristeza enorme, gracias a todos y pido disculpas', dijo a los periodistas, el presidente del club, Rodolfo Landim.

LAS VÍCTIMAS

Entre los jóvenes futbolistas que perecieron en el incendio, se encuentra Christian Esmerio, de apenas 15 años, quien era considerado uno de los jóvenes más promisorios de la cantera del equipo carioca.

INFORTUNADO INCIDENTE

Las llamas consumieron por completo el alojamiento del centro de entrenamiento del Flamengo de Brasil

10

jóvenes entre los 14 y los 16 años fueron víctimas de esta inesperada desgracia.

123

años, período en el que no había ocurrido en el club carioca una tragedia de estas proporciones.

El arquero ya había sido convocado algunas veces con las categorías inferiores de la selección brasileña.

También figura Samuel Thomas Rosa, de 15 años, quien fue subcampeón de la Copa Votorantim y campeón de la Copa Nike.

Arthur Vinicius (14 años), Athila Paixão (14), Bernardo Pisetta (15), Jorge Eduardo Santos (15), Pablo Henrique (14), Vitor Isaías (14), Jedson Santos (14) y Rykelmo de Souza Vianna (16 años), son los nombres de las otras víctimas juveniles de esta tragedia.

El mundo del fútbol, supremamente conmovido por lo ocurrido, ha expresado su solidaridad el pueblo brasileño, mientras que las autoridades gubernamentales abrieron una investigación del infortunado suceso, y han brindado apoyo a las familias que perdieron a jóvenes que aspiraban a mejorar sus condiciones de vida jugando al fútbol.