Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Fútbol

Panamá empieza una nueva historia en Copa Oro

En el Allianz Field en Minnesota ante Trinidad y Tobago, la Selección inicia oficialmente un nuevo periplo bajo la dirección de Julio Dely. El resultado mostrará qué tan lejos o cerca está de volver a ilusionar

Trinidad y Tobago es el primer retén que tiene que solventar hoy Panamá para comenzar con números positivos su andar en el torneo. Partir mínimamente obteniendo un empate es una obligación, porque una derrota nubla el objetivo de alcanzar convincentemente los cuartos de final en la Copa Oro, y cuestiona la confirmación de Julio Dely como el técnico titular para las eliminatorias camino a Catar 2022.

Ganar sería el resultado ideal para las aspiraciones panameñas de avanzar pues ante Guyana, el rival más accesible en el papel, define prácticamente la clasificación con un triunfo sobre ellos en ese segundo compromiso; quitándole de paso la presión y la ansiedad que puede generar el encuentro de cierre de grupo ante Estados Unidos.

La selección panameña tiene un historial estadístico que favorece a los Soca Warriors : 16 partidos, 9 partidos perdidos, 5 ganados y 2 empates. Estos dos empates se dieron en la Copa Oro, el último fue 1-1 en los cuartos de final en 2015, eliminándoles Panamá en la definición por penales 6-5. Un resultado que llevaría a los istmeños a la famosa y recordada semifinal frente a México, que terminó definiendo 2-1 a favor de los mexicanos la penosa actuación del árbitro estadounidense Mark Geiger.

Los partidos ante Trinidad y Tobago han sido siempre dificultosos para Panamá; la velocidad, la fortaleza física y el fútbol vertical que suelen exponer los caribeños por su influencia del fútbol inglés, le han complicado los partidos.

Julio Dely Valdés busca afianzar su concepto del juego con una Selección cuyos integrantes en su mayoría tienen experiencia en Copa Oro. Desde ese conocimiento, la implementación del concepto táctico para darle al equipo solidez defensiva, coordinación para presionar e intensidad para atacar cuando hay o se crean espacios, debería estar claro para cada jugador con un rival del que conocen sus características, aunque hayan cambiado sus integrantes.

Se da por lógica que Luis Mejía tendrá la responsabilidad en la portería, y que por jerarquía Román Torres estará liderando la defensa. A Román, después de su larga ausencia con sus compañeros habituales en esa zona, se le vio impreciso en algunos pasajes ante Uruguay, seguramente el permanente ensayo durante los entrenamientos lo ha puesto más a tono.

Si el técnico opta por tres centrales le acompañarán posiblemente Cummings y Escobar, dejando a Machado fuera como carta de recambio. Para completar, en la zaga en la derecha será imprescindible Murillo por su calidad técnica y el momento que atraviesa, y Davis en la izquierda. Si se inclina por cuatro en el fondo tal vez apostaría por Murillo, Román, Escobar y Davis.

En el medio del campo el dilema es quién hace plenamente la labor de contención del ausente Godoy. Hay que quitar balón pero también aguantar la descarga física de los trinitarios que suelen ser toscos ¿Walker y Cooper? ¿Pimentel? Volantes creativos con capacidad hay para escoger: Quintero, Bárcenas, Browne, Rodríguez. Adelante se antoja que salga con Gaby Torres; aunque no está en racha goleadora, su oficio y técnica son importantes para complicar a los centrales caribeños. Arroyo es más un delantero para tramos del partido, principalmente con desgaste de los defensas rivales, que para 90 minutos. Y a Fajardo se le quiere pero no ha hecho méritos para ganarse el puesto. Trinidad y Tobago, tiene hoy la primera palabra para calificar a Panamá.

Una Selección que se olvidó de ganar

TIEMPO DE CAMBIAR

Panamá tiene una sequía sin victorias en partidos oficiales desde el 10 de octubre de 2017, cuando derrotó 2-1 a Costa Rica para conseguir la histórica clasificación al Mundial de Rusia. Desde aquella trascendental fecha, participando luego con una Selección B conformada por jugadores locales de la LPF, obtuvo dos triunfos de escaso valor evaluativo en amistosos ante Granada y Trinidad y Tobago (5-0 y 1-0), igualmente ambos rivales sin sus principales exponentes.

Después inició una serie de amistosos con selecciones de primer nivel como parte de la preparación para el Mundial, cayendo en el primero ante Irán 2-1, el 9 de noviembre de 2017; de esos 6 partidos realizados perdió 4 y consiguió 2 empates (con Gales 1-1 e Irlanda del Norte 0-0). Durante la Copa Mundo fue derrotada en sus 3 encuentros oficiales. Hernán Darío Gómez era el técnico.

Post mundial, teniendo a Gary Stempel como entrenador interino, en 6 partidos contabilizó 5 derrotas y un destacado empate frente a Corea del Sur 2-2. Julio Dely Valdés inició su presencia en la dirección con 4 amistosos, logró el meritorio y sorpresivo empate 1-1 ante Brasil, un empate 0-0 con la Selección Vasca y dos derrotas consecutivas por 3-0 (Colombia y Uruguay). Total, partidos oficiales: 3 perdidos (Rusia 2018). Amistosos: 11 derrotas; 5 empates y 0 victorias.