Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Fútbol

El superlíder acosa, el superlíder derriba

Salah, tras un penalti provocado por el senegalés, certificó un remontada trabajada desde el minuto uno.

El_superlider_acosa_el_superlider_derriba-0
Henderson y Salah dieron la vuelta al marcador.Servicios internacionales

El Liverpool reforzó su candidatura a ganar la Premier, dándole la vuelta a un encuentro que Harry Kane puso cuesta arriba antes de que se cumpliera el primer minuto.

Tocó sufrir, luchar y poner a prueba a Gazzaniga en casi 15 ocasiones, pero el Liverpool consiguió una victoria tan merecida como trabajada ante el Tottenham de Pochettino, ayer en Anfield.

Buena actitud de los 'Spurs', que supieron blindarse atrás aunque apenas dispararon dos veces a puerta, pero la tormenta desatada por los de Klopp, liderados maravillosamente por Mané, no merecía otra cosa que no fueran los tres puntos.

Salah, tras un penalti provocado por el senegalés, certificó un remontada trabajada desde el minuto uno.

Y es que no hubo ni factor Anfield, ni miedo al invicto líder ni respeto al campeón de Europa. Apenas 47 segundos tardaron la suerte y el Tottenham de Pochettino en cargar al Liverpool de dudas.

De hecho, este Liverpool enamora más desde la desesperación y la necesidad. El espíritu de Klopp se transfunde a los suyos, que se convierten en once diablos de Tasmania. A base de llegar una y otra vez, el gol del empate le tocó a Henderson, demostrando que Gazzaniga es humano.

El 1-1 no hizo sino acelerar la sensación de que la remontada caería. Y así fue. Con el sello de Sadio Mané, pícaro para forzar un penalti cometido por Aurier, que el egipcio Salah obró desde los once metros para consolidar la remontada y, sobre todo, la candidatura de un superlíder que no da un respiro por conseguir su primer título liguero, después de tres décadas de no conseguirlo.