Temas Especiales

02 de Feb de 2023

Fútbol

Bienvenidos al fútbol del futuro

El último partido que vi en directo fue de la Champions, la ida de octavos de final entre el Real Madrid y el Manchester City, apenas hace un par de meses, que pesan como varios años. Pero todo parece indicar que muy pronto tendremos al fútbol de regreso. Eso sí, con mascarillas

Una vista exterior del Veltins-Arena en Gelsenkirchen, Alemania, 29 de abril de 2020.EFE

Parece que pasó un siglo desde la última vez que vimos fútbol en vivo y en directo. Nuestra percepción del tiempo muchas veces es más una sensación que una realidad. Tiene que ver más con una percepción que muchas veces se contradice abiertamente con la lógica de hierro de los calendarios. En mi caso, el último partido que vi fue de la Champions, la ida de octavos de final entre el Real Madrid y el Manchester City. El partido fue el 26 de febrero, apenas hace un par de meses, que pesan como varios años. Pero todo parece indicar que muy pronto tendremos al fútbol de regreso. Eso sí, con mascarillas.

Parece que la fecha del retorno es el 9 de mayo. Y si esto es cierto, apenas 10 días nos estarían separando del reinicio de la liga alemana, una de las más importantes de Europa. Es decir, que estamos a punto de abandonar los pobres consuelos que nos envían Bielorusia, Taiwan o Nicaragua, como reductos exclusivos en los que se podía ver fútbol en vivo durante las semanas de encierro pandémico.

Desde que los equipos alemanes volvieron a los entrenamientos, todas las grandes ligas europeas fijan sus atentísimas miradas en Alemania. Todas las otras ligas le han otorgado a la germana, la temible y ejemplar posición de pioneros de la reapertura. Sin embargo, no todo está decidido. Queda pendiente una reunión cumbre entre la canciller alemana, Ángela Merkel, y los jefes de Gobierno de los 16 estados federados del país.

En esta, se aprobará o no la iniciativa, tomándose todas las medidas necesarias para que el fútbol alemán reinicie su andadura a puertas cerradas. Los clubes ya vienen entrenándose desde hace algunas semanas y las medidas adecuadas para el retorno ya han sido definidas por un equipo de expertos que elaboraron un exhaustivo manual de 41 páginas con los protocolos necesarios para evitar posibles contagios o rebrotes pandémicos.

Las condiciones propuestas por el celoso manual evocan las páginas de una novela distópica en tiempos de pandemia. Por ejemplo, los equipos no deben coincidir en el túnel de acceso a la cancha. Y cuando salgan a la cancha, no llevarán de la mano a los típicos niños sonrientes, pletóricos de una felicidad ligeramente alucinada. Habrá mayores espacios en los bancos de suplentes. Las botellas de agua estarán individualizadas mediante el uso de etiquetas identificatorias. En los vestuarios los jugadores estarán el menor tiempo posible y deberán ducharse de manera individual o esperar a llegar a la casa para ducharse allí.

Si algún jugador quiere hacer uso del gimnasio, deberá usar guantes y mascarilla. Las pesas y demás equipos serán desinfectados cada vez que sean utilizados.

El protocolo de los alemanes prevé que cada equipo arribará al estadio dividido en tres buses, con los jugadores protegidos por mascarillas. Cada estadio será dividido en tres zonas específicas: la zona exterior, el terreno de juego (incluyendo vestidores) y las tribunas. En estas, solo se podrán sentar de manera aislada unas 200 personas.

Jugadores de Schalke asisten a una sesión de entrenamiento en Gelsenkirchen, Alemania, este miércoles.EFE

El protocolo alemán es minucioso y completo. Por eso las otras ligas europeas lo siguen con tanta atención.

En Italia, su propuesta protocolar presentada por la Federación Italiana de Fútbol a las autoridades nacionales, se basa en gran medida en los avances alemanes.

En España, aunque aún no hay fecha de retorno, el presidente de la federación se ha declarado admirador del protocolo germánico. Es un hecho que las diferentes ligas europeas permanecen en contacto casi constante e intercambian informaciones respecto a las vías de retorno al fútbol. Todos con la intensa expectativa de que a los alemanes les vaya bien y su modelo sea el más adecuado a seguir.

Otra modificación que podría llevarse a cabo es la sugerida por la FIFA de elevar la cantidad posible de cambios en un partido, de 3 a 5 sustituciones. La razón tiene que ver con proteger la salud y la estabilidad física de los jugadores.

Cuando las ligas retornen, estarán obligadas a vivir calendarios saturados de partidos, que se jugarán con una frecuencia mayor a la normal. Expandir el número de cambios protegería a los jugadores de posibles lesiones y sobrecargas musculares.

Y mientras esto sucede en Alemania, en Inglaterra están con los ojos bien abiertos, prestando mucha atención a la aplicación de las medidas alemanas. La Premier League calcula su retorno para junio y en estos días los equipos comienzan el regreso a los entrenamientos. Este lunes volvieron los jugadores del Arsenal, Everton y West Ham, cumpliendo estrictas medidas de aislamiento social deportivo (incluyendo grupos reducidos e individualizaciones en los ejercicios).

En Italia se espera que los entrenamientos regresen a partir del 4 de mayo, mientras en España aún no se definen fechas posibles.

En cuanto a Francia y Holanda, ambas ligas han sido concluidas, debido a que sus respectivos gobiernos confirmaron que el deporte profesional no podría volver hasta septiembre. Esta fecha imposibilita la finalización de ambas ligas.

En Holanda, hace unos días, tomaron la decisión de declarar desierta la competencia. Es decir que no hay campeón ni ascensos ni equipos descendidos. En cuanto a Francia, aún no se sabe si tomarán en cuenta la tabla de posiciones actual para definir al campeón, o si el título quedará también desierto. Al momento, el PSG es líder con 12 puntos de ventaja sobre el Olympique de Marsella.

La fecha clave para el regreso del fútbol es hoy, 30 de abril. Es el día señalado para la reunión entre Ángela Merkel y los 16 líderes federales de Alemania. Entonces sabremos si deciden a favor o en contra de la reanudación del fútbol alemán. Todos estamos a la expectativa, incluyendo a los detractores de la reinauguración. Un grupo compuesto por hinchas radicales de diversos clubes alemanes se han manifestado severamente opuestos a la reapertura. Según plantean en sus comunicados, las razones de su oposición se deben a lo que definen como “un insulto a la sociedad, principalmente contra aquellos que luchan en primera fila contra la pandemia”. Muchos pensamos que las razones reales de esta oposición no residen en un solidario altruismo, sino en el dolor de la exclusión. Porque con estadios vacíos, estos hinchas no podrán participar de sus rituales futboleros semanales.

El mayor temor de algunas autoridades alemanas ante el posible panorama de una reapertura, tiene que ver justamente con los hinchas más enardecidos. Es cierto que no podrán ingresar a los estadios, pero existe el temor de que se congreguen masivamente en las afueras de las canchas, generando peligrosas proximidades y masivos contactos; y de paso, poniendo en peligro a toda la población.