18 de Sep de 2021

Fútbol

La Liga en un puño

La Liga de España entra en su recta final con cuatro equipos trabados en la cima, y con múltiples desenlaces posibles. El líder, Atlético de Madrid (76 puntos), ha flaqueado en partidos recientes. El Barcelona (74 puntos) ha mostrado rasgos de una bipolaridad que no invitan a la plena confianza

Los jugadores del Atlético de Madrid celebraron un gol, posteriormente anulado, ante el Elche, durante el partido de LaLiga del pasado sábado en el estadio Martínez Valero.EFE

Se acaba La Liga y lo hace de un modo casi impensable. Cuatro clubes pelean el campeonato cuando apenas faltan por jugarse cuatro fechas. Todos los aspirantes caben en un puño, y además les toca enfrentarse entre sí. La próxima fecha es, sin duda, la más atractiva y vital.

Este fin de semana se enfrentan, entre sí, los cuatro aspirantes al título, en dos duelos que sin duda se ven apasionantes. Por un lado, el sábado a las 9:15 a.m. (hora de Panamá) se enfrenta el líder Atlético de Madrid contra el FC Barcelona. Apenas dos puntos los separan. El duelo se jugará en el Camp Nou, aunque la ventaja por localía está muy diluida en tiempos de pandemia, por la casi total ausencia de público. Si nos remitimos a los últimos partidos, nos encontraremos con un Atlético tímido y conservador en exceso; mientras el Barcelona ha exhibido una alarmante bipolaridad (gran capacidad de reacción frente al Valencia, pasmo y tibieza total frente al Granada). Por eso resulta difícil en extremo imaginar con qué partido nos vamos a encontrar. Por su parte, los otros dos aspirantes (Real Madrid y Sevilla) se enfrentarán un día después, el domingo a las 2:00 p.m. (hora panameña). Habrá que ver cómo llega la enfermería del Madrid a la importante cita. Recordemos, además, que el Madrid tiene partido de Champions este miércoles y que podría arribar al duelo con el Sevilla fundido y desmoralizado, o lleno de vida y exultante. Para el club andaluz, la obligación es absoluta. La derrota reciente ante el Athletic de Bilbao los dejó con posibilidades muy reducidas para obtener el campeonato. Tienen que ganar todos sus partidos y, además, esperar resultados ajenos favorables. Sin embargo, el enfrentamiento del domingo se jugará con la intensidad de una final.

El delantero argentino del FC Barcelona, Leo Messi.EFE

Los partidos más recientes del Atlético de Madrid no han resultado muy alentadores. Sus últimas tres victorias fueron contra equipos en situación de franco descenso (Eibar, Elche y Huesca), incluyendo el triunfo contra el Elche, obtenido in extremis y con innecesarios excesos de angustia. Si contamos los puntos desperdiciados por el Atlético (que llegó a comandar La Liga con una docena de puntos de ventaja) sabremos que estamos frente a un equipo con graves problemas a la hora de mantener la superioridad y cerrar partidos. El conservadurismo extremo del Cholo Simeone le ha costado desperdiciar una ventaja que en algún momento pareció abrumadora. El partido de este sábado, contra el Barcelona, es una aduana fundamental para llevarse la ansiada liga. Más adelante, la Real Sociedad y el Osasuna podrían ser rivales relativamente complicados. Mientras el último partido frente al Valladolid, podría encontrar al equipo blanquivioleta con el agua al cuello por el descenso, o quizás ya a salvo de caer en los pantanos de la segunda división.

El partido fundamental para el FC Barcelona es el de este sábado contra el Atlético de Madrid. Todas las opciones del Barça pasan por vencer al líder actual, en un partido que se parece extraordinariamente a una final. ¿Pero cuál Barcelona veremos? ¿El Barça bien aceitado, contundente, confiado y aplanador? ¿O el Barça atribulado y dudoso? De los otros tres rivales que enfrentarán al club catalán, el Celta y el Levante no luchan por nada, y no lucen como enemigos de peligro. Esa medianía, esa pobreza de aspiraciones, podría beneficiar a los blaugrana. Su último rival será el actual colista Eibar, y cuando llegue el momento de enfrentarse, seguramente su suerte estará echada. Por eso, para el Barcelona, La Liga podría definirse en el duelo de este sábado contra el Atlético.

La Liga en un puño

El Real Madrid juega rozando el abismo. La impresionante cantidad de lesionados define la inestable recta final de su trayectoria liguera. Su calendario no es nada fácil. En primer lugar le toca enfrentar al Sevilla, club que tiene sus propias aspiraciones en esta liga y todavía posibilidades matemáticas (aunque francamente remotas) de ser campeón. Luego viene el Granada, que ya vacunó al Barcelona en partido reciente, complicándole de paso la recta final en La Liga. Luego viene el Athletic de Bilbao, club con el que el Real Madrid mantiene una pugna profunda e histórica, por lo que se convierte en un rival de sumo peligro. Además, acabamos de ver cómo el Athletic venció a otro aspirante, el Sevilla, dejándolo herido de muerte. Y pocas semanas atrás, el club de Bilbao le asestó otra derrota clave al Atlético de Madrid.

La Liga en un puño

Los de Zidane cierran su temporada contra el Villarreal, equipo que entraña riesgos por la calidad de sus jugadores y la despreocupación con la que seguramente llegará al encuentro. El club de Castellón habita con cierta comodidad la zona clasificatoria para la Europa League. No tiene muchas amenazas y sus aspiraciones están prácticamente cumplidas. Jugar libre de toda angustia podría convertir al Villarreal en un peligro potencial para sus rivales.

La Liga en un puño

El Sevilla no solo es el cuarto en discordia, sino que debido a su más reciente derrota en casa contra el Athletic de Bilbao, ha visto disminuir gravemente sus posibilidades. El fundamento de sus opciones está en su próxima visita al Real Madrid. Si no llega a ganarle, su camino habrá finalizado. Además de los Blancos, al club andaluz le toca bailar con dos desesperados: el Valencia y el Alavés. Ambos equipos se están librando del descenso por los pelos y viven una situación de peligro perenne. El otro rival que le queda esta temporada es el Villarreal. Con las aspiraciones cumplidas y libre de peligros, podría convertirse en un rival de sumo riesgo, justamente por la tranquilidad de la que goza.

La Liga en un puño

El escenario en números

¿quién liderará?

El líder, Atlético de Madrid (76 puntos), ha flaqueado en partidos recientes.

El Barcelona (74 puntos) ha mostrado rasgos de una bipolaridad que no invitan a la plena confianza.

El Real Madrid (74 puntos) arrastra un verdadero hospital en su plantel, limitando seriamente sus reservas físicas.

Y el Sevilla (70 puntos) está tratando de aprovechar hasta la más mínima circunstancia favorable, para colarse de modo poco probable y ganar su primera liga desde hace 75 años.

¿Quién cerrará con más fuerza? ¿Quién saldrá campeón?