Temas Especiales

25 de Ene de 2022

Fútbol

Griezmann retoma el mando

La última vez que el Atlético de Madrid ganó en el estadio Santiago Bernabéu fue hace más de un lustro

Griezmann retoma el mando
Antoine Griezmann celebra el gol de la última victoria del Atlético de Madrid en el estadio Santiago Bernabéu.EFE

La última vez que el Atlético de Madrid ganó en el estadio Santiago Bernabéu fue hace más de un lustro, el 27 de febrero de 2016 por el 0-1 de Antoine Griezmann, que retoma el mando del conjunto rojiblanco, de nuevo tan indiscutible y casi ya tan incontestable como en su primera lustro, rumbo al derbi de este domingo contra el Real Madrid como un elemento esencial en cuatro goles en los últimos tres encuentros, dos suyos más dos asistencias, o en nueve tantos en los diez partidos más recientes.

133 goles en 257 partidos oficiales. Es una media de 0,51 goles por encuentro. Pertenece a su primera etapa en el Atlético. Nada es tan irrebatible como los números en el deporte profesional, tan sujeto siempre a los resultados. Ni había ningún argumento mejor para el relanzamiento del conjunto rojiblanco a por el atacante francés que todo lo que transcendió en el equipo entre 2014, cuando llegó de la Real Sociedad, y 2019, cuando se 'fugó' al Barcelona para volver dos años después a reescribir su historia al lado de Diego Simeone.

7 goles en 17 partidos oficiales. Es una media de 0,41 goles por encuentro. Pertenece a su presente, a la segunda era de 'El Principito' en el Atlético, más experto, ya indultado por la afición después de aquella traumática marcha al conjunto azulgrana y ya cerca de restablecer su mejor versión, de los registros que implantó en aquel lustro, con los que se transformó en el futbolista diferencial del equipo, aunque ahora tiene a su lado más figuras de ese tipo.

Fue suplente en tres de sus primeros siete duelos en su reencuentro el pasado septiembre con el Atlético, algo impensable si se echa la vista atrás a su constancia en el once de Simeone en el pasado. "Al final, el fichaje se hizo en el último día, es otra táctica, otro vestuario, otra manera de jugar y claro que cuesta, porque al final son muchos cambios, todo diferente y hay que acostumbrarse lo más rápido posible, porque el entrenador y mis compañeros me necesitan. Noches como ésta me van a ayudar a mejorar", decía Antoine Griezmann desde San Siro, cuando marcó el primer gol de su segunda era atlética en el 1-2 al Milan.

No fue el punto de inflexión; suplente, como en Milán, cuatro días más tarde ante el Barcelona. Lo fue el Liverpool 20 días después, cuando Griezmann marcó dos goles en el primer tiempo y fue expulsado -por una acción involuntaria pero peligrosa porque golpeó en la cara a un adversario con la plancha de la bota-, pero, sobre todo, fue el líder que había sido en el pasado, el futbolista que fue a reencontrar el Atlético a Barcelona, pero también que él mismo rebuscaba cuando tomó la determinación de retornar al conjunto rojiblanco, al pasado más deslumbrante de él como jugador, al que apunta de nuevo ahora.

DIEZ PARTIDOS CONSECUTIVOS DE TITULAR... Y EL UNDÉCIMO EN EL DERBI

Desde entonces, desde el partido -perdido por 2-3- contra el Liverpool, no se ha bajado del once inicial cuando ha estado disponible, tan indiscutible en las alineaciones para Diego Simeone como lo fue en el pasado, cuando sólo por descanso -y en muy contadas oportunidades- se salía del foco de la titularidad. Y ha respondido: ha intervenido en nueve goles en esa decena de encuentros, con seis tantos y tres asistencias a sus compañeros.

Superada la adaptación, es de nuevo una referencia. Ya cerca del goleador que siempre fue en el Atlético, pero también del jugador total que tan pronto acude a robar un balón a su defensa, contiene como un centrocampista más o hace jugar a su equipo en la transición hacia el ataque como si fuera un medio centro o un media punta, dependiendo de dónde esté el atasco del juego. Sobre todo, el futbolista tan definitivo que fue en el pasado. En su primer lustro de rojiblanco, sus 93 goles en la Liga significaron 97 puntos para su equipo.

En ese papel surgió contra el Cádiz, contra el Valencia o contra el Oporto el pasado martes, cuando marcó un gol (el 0-1 para su equipo) y dio otro (el 0-2 de Ángel Correa) para relanzar al Atlético y para relanzarse él como el atacante determinante que es. Ha marcado dos goles y ha dado otros dos en sus últimos tres compromisos oficiales. Ahora avista el Santiago Bernábeu. En la memoria sus goles allí de rojiblanco (tres) en nueve duelos. También el penalti que falló contra él en la final de San Siro. Y el último triunfo allí del Atlético. 27 febrero de 2016.

DIEZ DERBIS SEGUIDOS DE LIGA SIN GANAR DEL ATLÉTICO

Desde que Griezmann se fue, el Atlético no le ha ganado al Real Madrid. Tampoco lo venció en la Liga desde antes. La última victoria del equipo de Diego Simeone contra el conjunto blanco data del 15 de agosto de 2018, cuando se impuso por 2-4 en la prórroga de la Supercopa de Europa en Tallin. Aún jugaba el atacante francés en el equipo. Después, le han seguido siete duelos sin victoria, dos de ellos aún con El Principito: 0-0 y 1-3 en 2018-19.

Otros cinco, los más recientes, fueron sin él. Son tres empates y dos derrotas. Y un único gol del Atlético, en el 1-1 del pasado curso, anotado por Luis Suárez, en el Wanda Metropolitano. En el resto, no anotó ningún tanto nadie de rojiblanco. Ni en el 0-0 en la Liga 2019-20, ni en el 1-0 con el que el Real Madrid se impuso en la segunda vuelta de este campeonato en el Bernabéu, ni en el 0-0 de la Supercopa de España de 2020 resuelta en los penaltis para el club blanco ni la pasada campaña en la derrota 2-0 en el estadio Alfredo Di Stéfano.

La racha es aún más grande en la Liga. El Atlético no ha ganado ninguno de sus últimos diez derbis dentro de esa competición. Cuatro los perdió y seis los empató, antes de la cita de este domingo en el Santiago Bernabéu, donde Griezmann ha marcado tres tantos y ha dado dos asistencias en sus nueve visitas a ese campo, aunque los tantos los concentra en las cinco más recientes. De todos ellos, perdió dos, empató cinco y ganó dos, entre ellos la última victoria de su equipo en ese campo. Él fue el protagonista. Ya vuelve a serlo en el Atlético.

- LOS NUEVE DERBIS DE GRIEZMANN EN EL SANTIAGO BERNABÉU:

Partidos jugados: 9 Victorias: 2 (0-1 en 2015-16 y 1-2 en 2013-14).

Empates 5 (0-0, en 2018-19, 1-1 en 2017-18, 1-1 en 2016-2017, 2-2 en 2014-15 y 1-1 en 2014-15).

Derrotas: 2 (3-0 en 2016-17 y 1-0 en 2014-15).

Titularidades: 6.

Minutos: 648.

Goles: 3.

Asistencias: 2.