30 de Nov de 2022

Fútbol

La UEFA sanciona a la Juventus y al Eintracht Frankfurt por "comportamiento racista"

Durante el duelo, varios ultras del conjunto italiano realizaron el saludo fascista e incluso dedicaron sonidos de mono a algunos jugadores del PSG

La Serie A limita el aforo de los estadios a 5.000 espectadores
Vista general de archivo del Juventus Stadium de Turín.EFE

La UEFA ha sancionado este sábado a la Juventus italiana y el Eintracht Frankfurt alemán por "comportamiento racista o discriminatorio" tras los partidos de Liga de Campeones disputados por ambos clubes a principio del mes de septiembre.

Los 'bianconeri' recibieron una multa de 15.000 euros y fueron condenados al cierre parcial de su estadio -de al menos 1.000 asientos y suspendido durante un período de prueba de un año- por el "comportamiento racista" de sus aficionados durante el partido ante el Paris Saint-Germain (2-1) del 6 de septiembre en el Parque de los Príncipes.

Durante el duelo, varios ultras del conjunto italiano realizaron el saludo fascista e incluso dedicaron sonidos de mono a algunos jugadores del PSG.

Por su parte, el Eintracht deberá abonar una multa de 15.000 euros por comportamiento racista y otra de 30.000 euros por el encendido de fuegos artificiales y el lanzamiento de objetos durante la visita al Olympique de Marsella del 13 de septiembre. También fue sancionado con el cierre parcial de su campo, una condena supeditada al comportamiento de sus aficionados durante el próximo año.

Además, deberá abonar en el plazo de 30 días los daños causados por sus ultras en el estadio Vélodrome, sobre todo por la rotura de asientos. El conjunto de la Bundesliga ya emitió un comunicado en el que se desmarcaba de un individuo que realizó el saludo nazi en estadio francés.

Por otra parte, el Olympique de Marsella deberá jugar su próximo partido de la Liga de Campeones en casa a puerta cerrada por permitir el lanzamiento de objetos, el encendido de fuegos artificiales y bengalas, el uso de punteros láser y por no evitar que se bloqueasen los pasillos después del mismo partido.

El equipo francés ya había recibido una sanción de cierre del estadio en junio, que se mantenía en suspenso a la espera de no incumplir las normas en el siguiente año. Al recibir esta nueva sanción, deberá jugar sin espectadores su próximo partido europeo en casa, contra el Sporting de Portugal el 12 de octubre. También deberá cerrar la grada de Virage Nord del Vélodrome ante el Tottenham el 1 de noviembre.

También el Niza recibió la orden de jugar un partido de la Conference League a puerta cerrada por los incidentes vividos en cada uno de sus dos partidos en la competición esta temporada, ante el Colonia y ante el Partizan.