Temas Especiales

01 de Jul de 2022

Más Deportes

Líderes se aferran a la cima de su división

PANAMÁ. A falta de mes y medio en la temporada regular de las Grandes Ligas, los líderes de su respectiva división tratan de mejorar su...

PANAMÁ. A falta de mes y medio en la temporada regular de las Grandes Ligas, los líderes de su respectiva división tratan de mejorar su juego, y sacar más ventaja sobre sus perseguidores, para así asegurarse un cupo en la postemporada.

DE MENOS A MÁS

Al inicio de este año, la expectativa se sembraba en los Yanquis de Nueva York.

Los del uniforme rayado venían de una catastrófica temporada en el 2008, en la que no avanzaron a la postemporada por primera vez en 13 años.

Las múltiples contrataciones de los neoyorquinos no se reflejaban en el inicio de esta campaña, y luchaban por un mediocre tercer lugar a mediados de mayo.

Pero, poco a poco, fueron viendo la luz al final del túnel. El pitcheo, su mayor falencia en la campaña pasada, comenzó a responder. C.C. Sabathia y A.J. Burnett empezaron a justificar su salario y a acumular importantes victorias. Los relevos se comenzaron a acoplar, y le servían el camino al panameño Mariano Rivera, quien está teniendo una de las mejores temporadas en su carrera.

En la parte ofensiva, la vuelta de Alex Rodríguez después de una lesión, y el oportunista bateo de Mark Teixeira dieron frutos, llevándolos a ser hoy el equipo con más carreras anotadas en las mayores.

ESCALANDO A LA CIMA

Los Tigres de Detroit poco a poco fueron subiendo peldaños hasta llegar a ser los líderes de la División Central de la Liga Americana.

En una división en la que los Medias Blancas de Chicago se perfilaban para marcar el paso, el sorpresivo liderato de los Reales de Kansas City a inicio de la campaña dio un indicio que los pronósticos podían cambiar.

A pesar de contar con el peor récord para un líder de división en las mayores, los Tigres se han tomado su lugar muy a pecho, y en las últimas semanas han obtenido importantes victorias para seguir en la cúspide.

Su grandioso récord como local, 37-18, es el tercero mejor en las Grandes Ligas, y ha sido el pilar del momento por el que atraviesan.

SIN SORPRESAS

Comenzando la temporada, los Vigilantes de Texas cabalgaban a toda máquina, adueñandose del primer lugar de la División Oeste de la Americana. Lentamente, los Angelinos de Anaheim recortaban camino, pero el juego de los texanos insinuaba que este año no sería tan fácil para los californianos.

Por fin, el río regreso a su curso, y los Angelinos vuelven a dominar su división, como lo han hecho durante los últimos dos años.

Su poderosa y temible alineación ofensiva, los han catapultado a la cima, además de ser uno de los ocho equipos de las Grandes Ligas que acumulan más victorias que derrotas como visitantes.

QUIEREN REPETIR

El año pasado, los Filis de Filadelfia fueron escoltas de los Mets de Nueva York por casi toda la temporada. En la última semana, cosecharon importantísimas victorias para ganar su pase directo a la postemporada, en la que ganarían la Serie Mundla.

Esta campaña, los de la ciudad del amor fraternal no quieren crear especulaciones, y se han mantenido firmes en la punta de la División Este de la Liga Nacional casi desde que arrancó la temporada.

Los actuales campeones tienen el mejor récord en la carretera, y han sabido aprovechar la irregularidad de los demás equipos de su división.

FIRMES Y REGULARES

Los Cardenales de San Luis no han dado tregua desde el arranque de la temporada.

Los campeones mundiales del 2006 se han mantenido fuertes y regulares tanto en el pitcheo, como en la ofensiva, resguardando con recelo el liderato de la División Central de la Nacional.

El poder de los bates, comandado por el dominicano Albert Pujols, quien podría ganar la Triple Corona en el 2009, llegan en el momento oportuno, y según varios analistas, son fuertes candidatos a llegar a la Serie Mundial.

EGOÍSTAS DE LA PUNTA

Uno de los equipos con mayores expectativas al comienzo de la temporada eran los Dodgers de Los Ángeles.

Los californianos han sido el único equipo en mantenerse en la cima de su división desde la primera semana de campaña, y podrían fácilmente continuar allí hasta el final para obtener el banderín del Oeste del viejo circuito por segundo año consecutivo.

La falta de Manny Ramírez por haber arrojado positivo a comienzos del año, era una prueba de fuego, pero los Dodgers mostraron su gran potencial ofensivo y defensivo, que con la vuelta del dominicano, han sido determinantes para gobernar su división.

Los dirigidos por Joe Torre acumulan el mejor récord de la Liga Nacional, y ante el bajo nivel de su división, los catapultan como seguros contendientes en la postemporada.