Temas Especiales

31 de Oct de 2020

Más Deportes

Los árabes más unidos que nunca

Rompieron la tendencia. Un gran partido protagonizaron ayer Árabe Unido y Atlético Chiriquí, en Colón, por la 5ª fecha del Torneo Clausu...

Rompieron la tendencia. Un gran partido protagonizaron ayer Árabe Unido y Atlético Chiriquí, en Colón, por la 5ª fecha del Torneo Clausura de LPF, que tuvo como ganador al local por 2-1, con un gol en el minuto 92.

El estadio Armando Dely Valdés, casi desolado, fue el escenario de uno de los mejores partidos en lo que va del Clausura. El choque tuvo calidad, dinamismo y un final de película.

El que golpeó primero fue el Atlético Chiriquí, que hasta ayer, era uno de los tres líderes que tiene el torneo.

Un error en la defensa le dejó servido el balón a Oscar Vargas, quien no desaprovechó la oportunidad y definió de manera exquisita por encima del arquero Carlos Bejarano cuando iban 15 minutos.

La ventaja de los visitantes despabiló a los dirigidos por Richard Parra, que se hicieron con el balón y controlaron los tiempos del partido, pero los

esporádicos ataques de los árabes se vieron frustrados por

la defensa chiricana.

el local se hizo fuerte

Comenzado el segundo tiempo, el colombiano Luis Escobar, ex Tauro, hizo su debut con el Atlético Chiriquí, en un escenario que la última vez lo vio retirarse lesionado en el primer tiempo de la final del Apertura.

Los locales salieron con todo en busca del empate, el cual consiguieron a los ocho minutos por medio de René Mendieta Jr., quien desde afuera del área definió de zurda contra el palo derecho de Vargas. Golazo. Empate y pelota al medio.

Los minutos siguieron pasando y los ataques de uno y otro no cesaron.

Bejarano tapa un potente remate a Vargas; Valdés mantiene el empate en un mano a mano; Escobar dispara con efecto y el balón acaricia el ángulo derecho de Bejarano. En tres minutos la intensidad del partido estaba en el climax.

Las oportunidades continuaron alternándose hasta que a los 33 minutos, Mauricio González sacó un derechazo del borde del área y el balón se estrelló contra el horizontal, avisando lo que vendría luego.

Tiempo cumplido. El árbitro adiciona tres minutos. Cuando quedan 30 segundos para el final, González recogió un rebote luego de un corner y puso el 2-1 que pone a su equipo bien arriba en la tabla con nueve puntos y mantiene el invicto.