Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Más Deportes

Bocas, un equipo con pocos elogios

CHANGUINOLA. La mayoría de los bocatoreños experimentan cierta confusión por la falta de sazón en las diferentes recetas u opiniones. qu...

CHANGUINOLA. La mayoría de los bocatoreños experimentan cierta confusión por la falta de sazón en las diferentes recetas u opiniones. que se cocinan en la prensa nacional, en uno de los temas importantes del menú del panameño y que es su majestad el béisbol.

Al parecer, llegó la hora de colocar en la balanza de la historia, la supremacía de los equipos que han dominado los primeros lugares en los torneos nacionales en las diferentes categorías de la pelota nacional.

Bocas del Toro como región distante, fiel reflejo del crisol étnico del istmo, con envidiable clima flora y fauna; ha servido como trampolín para profesiones, actividades diversas y foráneos por la extraordinaria hospitalidad de su gente y un sin número de eventos históricos, que al parecer no les ha servido para formar parte de las provincias privilegiadas y consentidas de los medios de comunicación, políticos, gobiernos y gerentes de mercadeo de empresas e industrias cuyos productos también se consumen en esta parte del mundo.

El costo para viajar a trabajar o desarrollar un proyecto a esa bella tierra no es el mismo costo para ir a pasear ¿extraño verdad?, pero hay que pensar que, querer es poder.

El equipo de béisbol mayor de Bocas del Toro está pagando un alto costo para mantenerse en los primeros lugares en la tabla de posiciones, tanto de la primera como en la segunda ronda; mas allá de lo imaginable, en 1947 cuando los peloteros natos bocatoreños iniciaron su participación en estos torneos, viajaban por mar desde la Isla Colón hasta la provincia de Colón.

Desde 1961, cuando Bocas del Toro gana su primer campeonato, después de llegar de segundo en forma consecutiva en 1957 y 1958, la historia puede ser el contrapeso, para que luego de 49 años se pueda ver en los titulares de la prensa panameña ¡Bocas del Toro campeón 2010!

Recuerdo con tristeza un articulo refiriéndose hace algunos años, sobre las edades de los jugadores bocatoreños, al buen entendedor pocas palabras, hoy se comprueba que la experiencia, la juventud y una atinada inversión pueden hacerle el bien a una provincia que lo merece y ser humildes será la el trofeo de los tortugueros.