Temas Especiales

26 de May de 2020

Más Deportes

Rafael Nadal vuelve a reinar en Francia

El español mejoró su récord en el Roland Garros 66-1, y extendió su cadena de triunfos en el certamen a 35 consecutivos

Rafael Nadal vuelve a reinar en Francia
Rafael Nadal levanta la copa, luego de haber conquistado el Abierto de Francia.

El ‘Rey de la Arcilla’ ganó el domingo su noveno título del Abierto de Francia, y su quinto consecutivo, al imponerse al serbio Novak Djokovic 3-6, 7-5, 6-2, 6-4 en la final.

El español mejoró su récord en el Roland Garros 66-1, y extendió su cadena de triunfos en el certamen a 35 consecutivos.

‘Para mí, jugar aquí en el Roland Garros es inolvidable, para siempre’, dijo Nadal en la cancha.

Las cosas no parecieron estar a su favor al inicio. Djokovic ganó el primer set y parecía estar en control de cada punto.

Pero la combinación de Nadal encontrando su ritmo y el calor reinante en la cancha comenzó a cobrarle su saldo al serbio.

Ambos jugadores usaron toallas con hielo para refrescarse durante los cambios, pero Djokovic pareció vomitar un poco cuando se dirigía al primer cambio en el cuarto set.

Djokovic se vio en mala forma en el tercer set. Debajo 3-0, se tambaleó cuando iba a su silla para el cambio.

Y en el último set, con Nadal arriba 5-4, Djokovic se echó agua sobre la cabeza y los antebrazos, para tratar de refrescarse.

‘Es normal que uno tenga altibajos. Yo tenía esperanzas de recuperarme en el cuarto set’, dijo Djokovic.

‘Comencé a sentirme un poco mejor, pero no pude ejecutar mi mejor juego cuando era más necesario al final del cuarto’.

Nadal vio roto su servicio una vez en el primer set y de nuevo en el segundo. Pero consiguió recuperarse de ese segundo rompimiento, y comenzó a controlar las acciones en la cancha Philippe Chatrier, que el español dice es su lugar favorito en el mundo para jugar.

Terminó rompiéndole el saque a Djokovic para ganar ese parcial, de nuevo para ganar el tercero y otra vez en el cuarto y último set.

En punto para match, Djokovic cometió su tercera doble falta.

Y Rafael Nadal se dejó caer de rodillas en celebración, antes de estrecharle la mano a su rival Djokovic y entonces trepándose a las gradas para celebrar con su equipo.