Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Más Deportes

Las marcas de un juego para la historia

Tom Brady y Bill Belichick ya tienen asegurado su ingreso al Salón de la Fama. Un encuentro antesala a los 50 años en el 2016

Las marcas de un juego para la historia
Tom Brady se ha situado entre los grandes quarterbacks de la historia de la NFL.

El Super Bowl 49 entre los New England Patriots y Seattle Seahawks será recordado por ser uno de los más emocionantes de la historia.

Pero también, atesorará grandes marcas, como antesala perfecta a las celebración de los 50 años de este partido el próximo año.

Tom Brady y Bill Belichick se han constituido en la pareja de quarterback y director más exitosa de la NFL, y a los Patriots en una de las dinastías más importante del deporte en los Estados Unidos.

Los 14 años juntos representan cuatro títulos para los Patriots, ubicándolos entre los equipos más ganadores de la historia; y como si fuera poco, Brady acercó aún más su nombre para ubicarlo entre los inmortales pasadores de la NFL.

Tom Brady, quien fue escogido como el Jugador Más Valioso por tercera vez en un Súper Bowl, igualando a su ídolo de infancia, Joe Montana, impuso una nueva marca por pases completos, con 37, y además extendió sus propias marcas al alcanzar 247 pases lanzados, 164 pases completos y 1,605 yardas de por vida en el Super Bowl.

Brady, quien de paso apareció por sexta vez en un partido decisivo, igualando con ello al liniero defensivo Mike Lodish y el receptor abierto Don Beebe, también estableció una marca más, pues al completar 37 pases en un mismo partido de Super Bowl, alcanzó la extraordinaria cifra de 13 pases de anotación.

UNA APUESTA CUMPLIDA

Las casas de apuestas registraron apuestas multimillonarias, aún no cuantificadas, pero también el pago de una inusual tarjeta de pronóstico.

Un aficionado apostó diez dólares a que el Súper Bowl se definiría por una diferencia de cuatro puntos.

New England superó a Seattle 28-24, es decir, solo cuatro puntos entre ambos.

El apostador recibió un cheque por 149 mil dólares, además de numerosas invitaciones a concursos de pronósticos dentro y fuera de los Estados Unidos.

Las casas de apuestas reportaron además que los 28 puntos anotados por los Patriots fueron la cifra que más apareció en las boletas de apuestas que favorecían su triunfo, por lo que se pagaron más de cinco millones de dólares entre los que acertaron.

New England le dejó buenos dividendos a quienes apostaron a su victoria.