Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Más Deportes

Los Patriots contraatacan por escándalo de balones desinflados

El escándalo obligó a la NFL a realizar una investigación de cuatro meses

Los Patriots contraatacan por escándalo de balones desinflados 
Tom Brady, de New England Patriots.

Los Patriotas de Nueva Inglaterra, multados con un millón de dólares por su participación en el escándalo del desinflado de balones en la final de Conferencia del football americano, describieron este jueves la investigación de la NFL como "incompleta, inexacta y fuera de contexto".

El equipo que ganó el Superbowl en 2015 ha publicado los resultados de su abogado en un sitio web creado para la ocasión: www.wellsreportcontext.com.

Este contraataque llega como resultado de la suspensión de Tom Brady, el quarterback estrella de los Patriots, esposo de la ex supermodelo brasileña Gisele Bundchen, que ha sido suspendido cuatro juegos por su papel en el llamado "Deflategate".

Una investigación de la NFL encontró que "probablemente el jugador estaba consciente de la manipulación de balones en un partido clave en playoffs".

Brady tiene hasta un minuto antes de la medianoche del jueves (03:59 GMT del viernes) para presentar un caso de apelación.

"No hay evidencia de que Tom Brady prefiera jugar con balones insuficientemente inflados y no hay evidencia de que alguien dentro del equipo pensó que sí lo haria", dijeron los Patriots en un comunicado de prensa.

"El informe de Wells (el responsable de la investigación de la NFL, ed) ignora las explicaciones científicas que pueden explicar la pérdida de presión natural en los balones", lamentaron los "Pats".

El equipo de Nueva Inglaterra dice apoyar sus afirmaciones en investigaciones del Premio Nobel de Química en 2003, Roderick MacKinnon.

El "Deflategate" entró en erupción el 18 de enero sólo horas después de la final de la Conferencia Americana, paso previo a la clasificación al Superbowl, que ganaron los Patriots ante Indianapolis Colts con pizarra de 45-17.

El escándalo obligó a la NFL a realizar una investigación de cuatro meses, después de la cual impuso una multa récord de un millón de dólares a los Patriots, que también se verán privados de su primera elección en el Draft 2016 y su cuarta opción en el 2017.