Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Más Deportes

La basura en los senderos

Encontrar desperdicios en la ruta es desagradable; revela gran falta de educación en este sentido

Con el tiempo, más lugares recónditos y de exuberante belleza se hacen conocidos y como consecuencia, se llenan de basura incontrolablemente.

Cito el conocido y reciente caso de Los Cajones de Chame; ahora se cobra un dólar la entrada para dar mantenimiento al lugar pero muchos se confundirán con que se les recogerá su basura y la pueden dejar sin remordimiento.

Los cajones son ahora muy diferentes a la primera vez que fui, hay TODO tipo de basura (desde la más indeseable hasta la inimaginable), coolers, desperdicios, envases, escándalo de bocinas… ni sombra de la paz que uno encontraba en ese laberinto de agua entre grandes rocas.

Según datos de la Alcaldía de Chame, a diario recogen 25 toneladas en todo el Distrito, ¿se imagen en la ciudad?

La basura se considera algo indeseable, que es preciso deshacerse de ella, que estorba.

¿Por qué a algunos no nos cuesta nada llevar las envolturas de lo que consumimos de regreso en nuestras mochilas y a otros simplemente les da igual tirarla por ahí?

La única respuesta que se me ocurre es la educación.

Si desde pequeños, nos enseñan a a ser conscientes de que todo cuanto hacemos trae un impacto, muy posiblemente seamos adultos responsables, a los que tirar basura por una ventana es un pecado capital y son incapaces de hacerlo.

Charco azul y charco verde (actualmente cerrado) en Sajalices, la India Dormida o el Chorro El Macho en el Valle, Volcan Barú, entre otros, son hoy grandes basureros. Las latas, plásticos y foam son los desechos más numerosos y que a la naturaleza le toma degradarlos 10 (latas), 100 o hasta 1,000 años (foam y plásticos).

Si no tomamos consciencia, ocurrirán medidas que lamentaremos.

La solución no es prohibir, sino educar y supervisar estos senderos tan concurridos; se podrían incluso poner multas o penalizar a estos cochinos de la mejor manera: que formen jornadas de limpieza en playas y cerros.

Además de llevarte todo lo que traes y no dejar más que huellas, estos consejos pueden ayudarte a reducir lo que llevas de regreso: En vez de botellas plásticas, usa camel bags o termos, filtros de agua (para purificarla si vas a cascadas o ríos), si tomas bebidas energéticas, puedes comprar envases más grandes que puedes repartir en trips diferentes. Lo mismo aplica con snacks, en vez de comprar muchos paquetitos, compra todo en tamaño familiar.

Evita las latas: son más bien un peso innecesario y ocupan espacio al traerlas de vuelta.

Reduce todos los empaques que puedas.

Mejor guardar los alimentos en bolsas Ziploc o reutilizables. Reusa lo que puedas o invierte en cubiertos y utensilios para camping en materiales como titanio que es duradero y ligero.

Siempre lleva una bolsa de basura que puedas guindar en tu mochila. No quemes ni entierres tu basura.

Les invito a seguirnos en Facebook: Encuentra tu Ruta Panamá, donde estarán todas las columnas hasta hoy. ¡Gracias por leer!

ENCUENTRA TU RUTA