Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Más Deportes

Los Knicks de Nueva York se hacen sentir con más fuerza

El equipo ha ido consolidándose poco a poco hasta mantener un récord positivo. Podrían ser contendientes, si no hay lesiones significativas

Los Knicks de Nueva York se hacen sentir con más fuerza
Con buena salud, Carmelo Anthony (7) sigue empujando a los Knicks en la NBA.

Los Knicks de Nueva York no tienen una temporada con marca positiva desde la que jugaron en la del 2012-2013, cuando ganaron 54 partidos y fueron grandes contendientes en la División del Atlántico.

Ese año estuvo Carmelo Anthony, acompañado de Tyson Chandler, Jason Kidd, J.R. Smith, Amar'e Stoudemire y Marcus Camby.

En las siguientes tres temporadas, los Knicks compilaron marca de 86 victorias y 160 derrotas; en 2014-2015, apenas ganaron 17 partidos.

BUENAS SENSACIONES

Los Knicks de Nueva York cuentan con un impulso adicional

15 victorias contra 13 derrotas es el balance del plantel en lo que va de la temporada 2016-2017.

6 triunfos en los últimos diez encuentros registran los Knicks, haciendo gala de cohesión y eficiencia.

El sombrío panorama ha cambiado en la campaña 2016-2017, con Carmelo Anthony todavía con los Knicks, y un nuevo concepto de juego en la duela.

BUENAS PERSPECTIVAS

Después de tres malas temporadas, los fanáticos de los Knicks tienen razones para sentirse mucho mejor.

El equipo registra marca de 15-13, es tercero en su división y quinto en el global de la Conferencia Este.

Son buenas noticias, y mejores si se toma en cuenta que el equipo ha ganado seis de sus últimos diez partidos, y que una de sus contrataciones principales, el base Derrick Rose, no está tan frágil de salud.

Junto con Rose, el desarrollo que está teniendo Kristaps Porzingis, con apenas 21 años de edad y un gran futuro por delante, ya consolidado como el ala pivot que los Knicks necesitan.

Adiciones como la del español Willy Hernangómez, el centro de solo 22 años que está en su temporada de novato y del nuevo estratega del club Jeff Hornacek, están derivando en un equipo que cuenta con herramientas para llegar a la postemporada por primera vez en cuatro años e incluso, hacer pasar un mal rato a cualquiera de los grandes favoritos en la Conferencia Este.

Si la espalda de Derrick Rose se mantiene firme y no hay lesiones significativas, con esa misma firmeza deben mantenerse los Knicks para llegar a la postemporada.

Puede considerarse que lo hecho por los Knicks ha sido bueno, más que bueno.