Temas Especiales

23 de Ene de 2022

Economía

Inspectores viajarán a Bogotá

El próximo 1 de septiembre, en el marco de la reunión de la Comisión de vecindad Colombia-Panamá, representantes de ambos países analiza...

El próximo 1 de septiembre, en el marco de la reunión de la Comisión de vecindad Colombia-Panamá, representantes de ambos países analizarán la suspensión de las importaciones de legumbres y frutas, procedentes del país suramericano.

La medida anunciada el pasado miércoles, por la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (AUPSA), no afectará el resto de las importaciones.

La información fue revelada por la embajadora de Colombia en Panamá, Gina Benedetti, quien se mostró cauta al hablar sobre si hubo o no irregularidades sanitarias en el envío de los productos.

Benedetti adelantó que en los primeros días de septiembre, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) emitirá un informe que detallará la procedencia y contenido de la mercancía.

Desde el pasado 21 de febrero se venían reportando anomalías, dijo el director Nacional de Normas para la Importación de Alimento de la AUPSA, Humberto Bermúdez.

Informes de la AUPSA revelan que se detectaron plagas en cargamentos de guanábanas (con cochinilla - pseudoccocussp), mangos (con Anastrepha oblicua), fresas (Trips frankliniella occidentales), alcachofas (Trips tabaci), y maíz dulce (Trips frankliniella occidentales), además de lechugas y aguacates.

El mismo documento destaca que las autoridades colombianas “insisten” en sostener que sus productos están libres de plagas vivas, sin embargo los controles de la AUPSA revelan todo lo contrario.

El informe se basa en una serie de análisis que concluyeron que existen suficientes pruebas para determinar que estos productos incumplen las normas sanitarias.

Se espera que en las próximas semanas un grupo de inspectores panameños viaje a Colombia -específicamente a la ciudad de Bogota, lugar de donde proceden los productos- para evaluar las normas fitosanitarias que imperan en el lugar, detalló Bermúdez.

El funcionario explicó que la frankliniella es una plaga perjudicial para los cultivos nacionales. “Si este insecto entra al territorio nacional la producción de tomate, pimentón y cucurbitáceas, serían las más afectadas”, apuntó.

De enero a julio de 2008, Panamá importó mil 129 toneladas de frutas y legumbres refrigeradas procedentes de Colombia. La medida restrictiva se da en momentos en que comienza la mayor comercialización de estos productos, ya que se acercan las fiestas de fin de año.