Temas Especiales

19 de Sep de 2020

Economía

Industriales piden mayor apoyo

PANAMÁ. Los industriales volvieron a exigir más respaldo al gobierno para lograr crecer al mismo nivel que el sector turismo.

PANAMÁ. Los industriales volvieron a exigir más respaldo al gobierno para lograr crecer al mismo nivel que el sector turismo.

La industria creció un 2.26% en el primer semestre de 2008 y el turismo 11.17%.

El nuevo presidente del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), Valerio De Sanctis, advirtió que a los industriales locales les resultadifícil competir en un mundo globalizado con ventajas de economías de escala, financiamiento y subsidios de exportación y producción.

De Sanctis tomó posesión ayer como nuevo presidente de este gremio en un concurrido acto efectuado en el City Club de la Torre Global Bank.

Durante su intervención, el nuevo dirigente de los industriales detalló que el sector mantiene grandes desbalances. Uno de ellos es el alto costo de la energía eléctrica que “resta competitividad a la producción de la industria siendo desplazada por nuestros vecinos, que pueden colocar los mismos productos a precios más bajos”.

Otro de los desbalances que enunció tiene que ver con la falta de una política de Estado en materia industrial, ya que la visión se limita a un horizonte de cinco años, al final del cual, el siguiente gobierno hace borrón y cuenta nueva.

El nuevo presidente del SIP es graduado de finanzas en la Universidad Santa María La Antigua (USMA) y actualmente presidente la junta directiva del Grupo Panalang-Unión, empresa del sector pesquero y exportador.

Antes de asumir la presidencia del SIP, presidió la Asociación de Productores y Exportadores de Productos del Mar (Appexmar).

Uno de los principales objetivos del gremio es lograr la aprobación por parte de la Asamblea Nacional de Diputados de la Ley de Fomento a la Industria, propuesta por los industriales y que está siendo analizada por el Ejecutivo.

El presidente saliente, Juan Vincensini, se refirió a las dificultades que enfrentan por las limitaciones del puerto de Balboa para el manejo de las importaciones y exportaciones de materias primas y productos a granel.

Dos muelles, el 6 y el 7, están habilitados para esta actividad, pero Vincensini sostiene que las frecuentes interferecias “se traducen en sobrecostos por demoras, que encarecen innecesariamente las materias primas que recibimos.

El viceministro de Comercio Exterior del Ministerio de Comercio e Industrias, Severo Sousa, asegura que este tema se resolverá cuando se construya el puerto de Palo Seco.