Temas Especiales

24 de Sep de 2020

Economía

2009 será un año difícil para el agro

PANAMÁ. La información que llega del extranjero es poco alentadora para los exportadores panameños de cucurbitáceas y productos del mar.

PANAMÁ. La información que llega del extranjero es poco alentadora para los exportadores panameños de cucurbitáceas y productos del mar.

El sarandeo económico mundial podría tirar por tierra el incremento de 30% anual de las exportaciones locales, que en un principio, eran muy positivas.

Máximo Gallardo, presidente de la Asociación Panameña de Exportadores, cree que al cierre de 2008 no se superará los mil 200 millones de dólares que representó las exportaciones en 2007.

Cae consumo de mariscoS

La crisis penetra varios sectores. “Hace un mes nuestros clientes de Centro y Suramérica redujeron los pedidos de filetes de pescados y atún de aleta amarilla. Además nos han solicitado mayores plazos de crédito y esto es un signo de que la crisis financiera ya está golpeando a la región”, dijo Valerio De Sanctis, presidente de la Asociación de Productores, Procesadores y Exportadores de Productos del Mar.

El problema se agrava de acuerdo a De Santis, porque no sólo Estados Unidos está cauteloso en el consumo, América Latina ya está restringiendo la compra de mariscos.

Los números hablan por sí solos. En el segundo cuatrimestre del año, las exportaciones de camarón cayeron un 20%.

Para Jorge Velásquez, presidente de la empresa camaronera B&L Export and Services, el panorama para el crustáceo es incierto. Más aún cuando los costos de producción se han elevado en un 30%.

A las voces de preocupación se suma Edwin Pérez, presidente de la Gremial de Agroexportadores No Tradicionales de Panamá (Gantrap), que advierte que se reducirá en 15% la producción de cucurbitáceas.

“De 4 mil hectáreas que se sembraron en el 2008 se pasará a 3 mil 500 hectáreas para el 2009”, dice.

Panamá no es el único en tomar estas medidas, de acuerdo a Pérez los países de Centroamérica reducirán en un 30% las hectáreas sembradas para el otro año. Es decir de 42 mil hectáreas se pasará a 29 mil 400 hectáreas.

“Con esta estrategia buscamos prevenir un exceso de producto en el mercado a falta de liquidez y demanda y buscar además precios competitivos”, subrayó el empresario.

Diversificar el mercado

Ismael Bernal, director de agroexportación del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, cree que esta es una oportunidad de diversificar el mercado. “El 30% de los melones, sandías y piñas que el país exporta van a EU, el 70% restante se envía a Europa. Esto nos indica que las los efectos no serán tan graves”, dijo Bernal, a la vez que destacó que el mercado de por sí es volátil y cambia de acuerdo a factores relacionados a oferta y demanda y no en predicciones.