Temas Especiales

23 de Sep de 2020

Economía

El agroturismo da sus primeros pasos

PANAMÁ. . ¿Quién puede resistirse a la vista de los pastizales, el olor de la hierba mojada y el sabor de las torrejitas de maíz nuevo....

PANAMÁ.

¿Quién puede resistirse a la vista de los pastizales, el olor de la hierba mojada y el sabor de las torrejitas de maíz nuevo. Salir de cacería u ordeñar una vaca? Son recuerdos que comparten muchos panameños de su niñez cuando visitaban en las vacaciones escolares, la finca de ese tío o abuelo en el interior del país.

Estas experiencias, muy apreciadas en la madurez, se convierten hoy día, en una alternativa turística, conocida como agroturismo. Este modelo despierta gran interés al visitante extranjero y capitalino ávido de experiencia de vida y de conocer otras culturas.

Este sector todavía no ha sido ampliamente explotado en Panamá, pero está dentro del Plan Maestro de Turismo 2007-2020.

Hasta ahora sólo ocho fincas han sido certificadas, aunque alrededor de 141 ya se han registrado.

El agroturismo ya explotado por nuestro vecinos más cercanos (Colombia y Costa Rica), consiste en promover el campo como atractivo turístico donde los visitantes entran en contacto con el mundo rural.

Este modelo aleja al visitante del contorno urbano y lo ubica en el interior del país. Significa que las mieles de la industria sin chimenea no se concentrará en la urbe, sino que beneficiará a otras comunidades de forma directa.

Sus características están asociadas con los productos agropecuarios del país. En el caso de Panamá se menciona el cultivo de café, banano, caña de azúcar, ganadería, porcicultura, pesca, entre otros. Aunque es un complemento turístico está orientado a un volumen de demanda media, no masivo, por su idiosincrasia y los servicios que ofrecen.

El mercado del agroturismo como alta prioridad, según el plan maestro, está dirigido al capitalino y el excursionista. Ya puesta las bases, en la segunda etapa se explorará el mercado estadounidense, canadiense y los Países Bajos, seguido por Japón y China.

una experiencia de vida

Nelson Cedeño es un productor que tiene su finca a las faldas del Cerro Canajagua, provincia de Los Santos, y se dedica a la ganadería y al cultivo de hortalizas.

Reconoce que los ingresos derivados del agroturismo es un aporte a la golpeada economía del productor.

Cedeño cuenta, que en estas actividades colaboran desde su esposa hasta su suegra. También participan vecinos del área y peones para brindar una atención a los visitantes, porque se necesitan personas que cocinen para los turismos o en el caso de sus vecinos, ofrecen sus caballos para cabalgar.

Otro aspecto que resalta el productor, es que el turista demuestra un gran interés por las costumbres de la región.

Los quehaceres, cotidianos para Cedeño, representan para el turismo una grata vivencia.

El precio, al menos el que ofrece Cedeño, es de 15 dólares por persona y ha atendido grupos de entre 10 a 15 personas.

Si usted está pensando a dónde ir en estas fiestas patrias, piense en el agroturismo como una alternativa. Panameños y extranjeros ya lo están disfrutando. +2C