Temas Especiales

23 de Sep de 2020

Economía

Desarrollo sin pobreza es posible

Desde hace varios años las instituciones internacionales habían expuesto en sus informes tal posibilidad. Sin embargo, hasta hoy, en bue...

Desde hace varios años las instituciones internacionales habían expuesto en sus informes tal posibilidad. Sin embargo, hasta hoy, en buena hora, se generan todas las evidencias que permiten afirmar de manera contundente que Panamá puede reducir aceleradamente la pobreza extrema. Los últimos años han sido propicios para el cumplimiento del primero de los objetivos del milenio, porque se registró un incremento sustantivo del gasto social, un sostenido crecimiento económico, diversos y complejos cambios demográficos, al mismo tiempo que se presentan modificaciones en las pautas culturales y la solidaridad de la sociedad panameña.

De hecho, el país había logrado avanzar hasta el momento, según CEPAL, en más del 55.1% en el cumplimiento de la meta de reducir la pobreza. Por tal razón, si la tendencia se mantiene, como en efecto parece, Panamá a través de una combinación de políticas sociales, focalizadas y articuladas puede incluso según ambos informes, acercarse de manera importante al cumplimiento del resto de los objetivos del milenio, en tanto los mismos se encuentran asociados a la reducción de la exclusión y la desigualdad.

Los avances significativos, que muestran ambos informes, colocan a Panamá entre los cuatro países latinoamericanos que están más cerca de cumplir con la meta trazada en los Objetivos del Milenio. Hay que establecer acciones integrales como ampliar el gasto social e incrementar su eficiencia y su efectividad a través de la evaluación de procesos y la evaluación de impacto de los programas sociales más relevantes.

La reducción integral de la pobreza y la pobreza extrema dependen, sin embargo, de la creación y puesta en marcha de un sistema de protección social que articule las decisiones operativas y financieras; fortalezca los programas sociales que garantizan la realización de derechos fundamentales; defina un mecanismo de planificación microregional; elabore indicadores e índices de medición por resultados y desempeño; genere instrumentos de monitoreo, seguimiento y evaluación; y diseñe sistemas de información gerencial y metas.

Las políticas de protección social articuladas en un sistema facilitarían la reducción de las brechas y la desigualdad en todas sus dimensiones.