Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Economía

Se le oscurece el panorama a DMG

PANAMÁ. El panorama se le sigue ensombresiendo al empresario colombiano David Murcia Guzman, propietario de la firma -DMG-, dedicada a ...

PANAMÁ. El panorama se le sigue ensombresiendo al empresario colombiano David Murcia Guzman, propietario de la firma -DMG-, dedicada a la venta de tarjetas prepago.

Ayer, el gobierno colombiano incautó los dineros y los bienes de esta empresa, que cuenta con oficinas en Panamá y donde actualmente su propietario se mantiene refugiado. Además de esta acción las autoridades colombianas declararon al país bajo estado de emergencia social..

La medida le permite expedir medidas de urgencias durante los próximos 30 días, con el fin de castigar a los responsables y devolver los fondos que los ciudados confiaron a unas 240 empresas “piramides”.

Murcia no ha dado declaraciones en la prensa panameña, pero si lo ha hecho, a través de W Radio Bogota.

”Acato la decisión pero no la comparto y tenemos derecho, como todos los colombianos, a que el presidente (Uribe) nos escuche y nos ayude a solucionar esta crisis", expresó Murcia, según la agencia AFP, que citaba a la radioemisora colombiana. El empresario también había informado que recientemente se reunió con los socios de la empresa en Panamá, y aseguró que éstos “ están dispuestos a dar el apoyo y a seguir invirtiendo en DMG para demostrarle a los colombianos que la marca sí vale y que cada cliente, sí vale”.

Murcia, un empresario joven de origen modesto, había retado a las autoridades a demostrarle la ilegalidad de su negocio y amenazó con poner a la gente en contra del presidente Uribe. Las empresas piramides entraron en crisis la semana pasada cuando desaparecieron los responsables de varias firmas que habían recibido dinero a cambio de pagar altos intereses. Murcia en repetidas ocasiones ha negado menejar una empresa “pirámide” y sostiene que su negocio no recibe fondos, sino que se dedica a la venta de tarjetas prepagos, pero el gobierno sospecha que utiliza fondos del nacotráfico.