Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Economía

Davos, la bolsa del poder

DAVOS. No hay una bolsa internacional del poder. Pero si alguna institución consigue aproximarse a un mercado donde se cotiza el valor...

DAVOS. No hay una bolsa internacional del poder. Pero si alguna institución consigue aproximarse a un mercado donde se cotiza el valor de los gobiernos, las corporaciones e incluso las personalidades, esta es la reunión anual del Foro Económico Mundial.

Estar en Davos es existir, aunque a veces sea a través del desplante o de la presencia rebajada al mínimo, como ha sido este año el caso de la nueva administracion norteamericana.Pero todavía es más importante hablar y actuar en los paneles de Davos, construir una buena agenda de contactos y amistades en las comidas y cenas restringidas.

Los organizadores insisten en que es la reunión con mayor y mejor asistencia de su historia. Pero las ideas que han dado las mayores horas de gloria del foro están hechas trizas, tal como pudo comprobarse en el juego intelectual de uno de los encuentros, donde se fabricó una lista de conceptos que pasarían al basurero de la historia: el capitalismo financiero, la mano invisible de Adam Smith, los mercados desregulados, el dominio occidental del mundo del que tanto se beneficia. Davos o los sindicatos franceses se situaron en lo más alto de las preferencias. Como en un efecto dominó, el derrumbe de los mercados financieros se ha traducido en inestabilidad e inseguridad de la propia bolsa donde se cotizan y ha permitido que el foro alternativo, reunido en su novena convocatoria en Belem, volviera a rivalizar con la reunion del capitalismo global.

La asistencia a Davos se ha visto mermada también por este flanco, convirtiéndose en una debilitada presencia del entero Continente Americano: en Belem están cinco presidentes (Brasil, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Paraguay), mientras que en Davos sólo hay dos (Colombia y México); y falta el más significativo de todos, Barack Obama, que sólo ha mandado a su consejera especial Valerie Jarrett. No significa que América no cotice, sino que es el propio foro el que ha perdido puntos en América entera.

No significa que America no cotice, sino que es el propio Foro el que ha perdido puntos en America entera. El continente euroasiatico, en cambio, tiene una presencia abultada y visible. Y Asia especialmente. Desde la mirada oriental, esta es la cumbre del resto, el conjunto de paises que aspiran a jugar en el tablero mundial despues del derrumbe de la idea de una unica superpotencia. Pero buena parte de la agresividad exhibida en los ultimos meses de la presidencia de Bush por este nuevo mundo multipolar ha desaparecido ahora con la llegada de Obama. Vladimir Putin estuvo algo mas suave que de costumbre. Tambien lWen Jiabao. E incluso el ministro de Exteriores irani, Manouchehr Mottaki, suavizo las exigencias iniciales a Estados Unidos como condicion para emprender una negociacion bilateral.