Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Economía

Se gesta el futuro orden financiero

Las autoridades europeas respiran un clima de renovado optimismo luego de la reunión de los G-20  en Londres. Mario Draghi, el pres...

Las autoridades europeas respiran un clima de renovado optimismo luego de la reunión de los G-20  en Londres. Mario Draghi, el presidente del Banco Central Italiano,  y quien preside el Financial Stability Board, el importante nuevo superorganismo supervisor que nace  por mandato del G-20, ha declarado que finalmente se ve las primeras muestras de ralentamiento  de la caída, pero advierte que “una golondrina no hace una primavera”. 

Todavía nadie se atreve a pronosticar el fin de la crisis. Bajo el punto de vista político, la reunión de Londres ha sido todo un éxito.

Guilio Tremonti, el ministro de Economía italiano caracteriza los resultados de la reunión como “el triunfo de la política sobre la tecnocracia” y agrega que al fin los países del G-20  caminan en una misma dirección lo que alienta a pensar que empezamos el buen camino.

La reuniones del Finantial Stabilitation  Board continúan en Praga para afinar los acuerdos de Londres.

A los panameños nos interesan conocer los resultados de la reunión de Londres, debido a que tendrán impacto en nuestra prácticas bancarias futuras y también en nuestra lucha por salir de las listas discriminatorias.

Sin duda, de esta reunión saldrá un nuevo orden financiero. Ya hay acuerdos en esa dirección. Uno que hemos mencionado es la creación del Financial Stability Board, que, como su nombre lo implica, velará  por lograr y mantener estabilidad financiera aun en los mercados de los países no miembros del G-20. Panamá, siendo el centro bancario internacional más importante de la región latinoamericana no pueda  aspirar  a estar exenta de la influencia del nuevo superorganismo.

Otro acuerdo de Londres de alto significado para nosotros, es la decisión del grupo de intensifar la guerra contra los “paraísos fiscales”.

Los países han sido clasificado en tres listas: blanca, gris y negra, de acuerdo a como ellos catalogan cumplimiento de sus normas sobre intercambio de información confidencial y regimenes fiscales.

La nueva intensificación de esfuerzos del G-20 para eliminar los paraísos fiscales, es motivada  por la necesidad de fondos para sostener  sus  programas con la finalidad de reactivar las economías y solucionar la crisis.