Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Economía

Bolsas, del infierno al purgatorio

ESPAÑA. En la Biblia se cita al 666 como el número de la Bestia, relacionado habitualmente con Satanás o con el Anticristo. Esta cifra...

ESPAÑA. En la Biblia se cita al 666 como el número de la Bestia, relacionado habitualmente con Satanás o con el Anticristo. Esta cifra tiene ahora también una simbología tenebrosa para las Bolsas.

El pasado 6 de marzo el S&P 500, la principal referencia bursátil del mundo, se precipitó hasta su particular Averno al tocar durante esa sesión el nivel de los 666.79 puntos. En ese instante se culminaba una de las pérdidas más vertiginosas que ha sufrido la renta variable en su historia.

Desde sus máximos, el S&P 500 había perdido un 57% de su valor en poco más de año y medio. Eso sí, tras conocer el infierno, las Bolsas mundiales han recuperado un 30% y ahora están, por seguir con la terminología bíblica, en una especie de purgatorio. Y el cielo, en opinión de los expertos, aún puede esperar.

Siempre se ha dicho que la renta variable es un indicador adelantado de la evolución económica. ¿Quiere esto decir que las Bolsas, tras abandonar sus mínimos, descuentan ya un escenario de recuperación?

Los analistas no lo creen así. En su opinión, se trata de un rebote típico dentro de una tendencia de fondo aún bajista propiciado por algunos datos macro y empresariales esperanzadores (bautizados con la expresión green shoots o brotes verdes), pero descartan que estemos ante el comienzo de un mercado alcista, entendiendo como tal aquel que tiene una duración de un año o más. “A pesar del rally que los mercados han vivido recientemente, los fundamentales no han cambiado, aunque parecen empezar a estabilizarse”, advierte Neil Dwane, jefe de inversión de Allianz Global Investors. “Recordemos que los niveles de actividad económica aún siguen siendo muy bajos y como ejemplo hay que resaltar que las ventas de automóviles en EEUU han bajado a la mitad. Todavía creemos que esto se trasladará a otras industrias”, añade.

El rebote bursátil está liderado precisamente por el sector más castigado desde que se destara la crisis económica y de liquidez: el financiero.

“ Ni las cosas estaban tan mal para justificar los niveles del mes de marzo ni el contexto ha mejorado tanto como para decir que se han superado todos los problemas. Pero eso no quiere decir que vayamos a tener una recuperación rápida o en forma de uve”, explica Juan Luis García Alejo, director de análisis y gestión de Inversis Banco.