Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Economía

Panamá pone los ojos en Asia

PANAMÁ. El sector inmobiliario panameño ha empezado a perder velocidad, pero no es momento para sentarse a meditar, sino de explorar nu...

PANAMÁ. El sector inmobiliario panameño ha empezado a perder velocidad, pero no es momento para sentarse a meditar, sino de explorar nuevos nichos de mercado.

Y eso es lo que están haciendo los agentes de bienes raíces, para reactivar el sector, que según el presidente de la Asociación Panameña de Corredores de Bienes Raíces (ACOBIR), Osvaldo Marchena, se “encuentra en un proceso de transición”.

Las ventas de apartamentos y residencias han caído cerca de un 40%, según promotores y corredores de bienes raíces, lo que obliga a tomar medidas para detener la caída.

En ese sentido la ACOBIR apuesta por atraer a grandes empresas, aprovechando la Ley 41 de brinda incentivos a las transnacionales que establezcan en Panamá su sede regional.

Y el plan implica la firma de convenios con gremios de profesionales de otro países, para, a través de éstos hacer contactos con las empresas transnacionales, con el fin de venderles todas las facilidades que ofrece el país. Se trata de un nicho sólido, porque ese tipo de empresas requieren oficinas y residencias para sus ejecutivos, dijo Marchena.

La ACOBIR está próxima a firmar un acuerdo de cooperación con la asociación de bienes de China y dentro de unos dos meses una delegación panameña estará viajando a Beijing para iniciar las contactos con las transnacionales de ese país.

Y la apuesta es en grande la ACOBIR pretende atraer a empresas del nivel de Lenovo, la cuarta fabricante de computadora del mundo y la primera del pacífico asiático.

China ha empezado poner sus ojos en América Latina y esa es una oportunidad que el sector inmobiliario panameño no quiere dejar pasar por alto.

“Lo que nosotros hemos hecho es aprovechar este tiempo para hacer contactos con organizaciones de profesionales que nos permita llegar a las empresas o grupos económicos que quieran establecerse en Panamá “, destacó Marchena.

El primer contacto se hizo en Canadá, ya una delegación de comercial de ese país visitó Panamá y la impresión que se llevaron del país fue buena y algunos lo calificaron “como un diamante en bruto”.

La crisis económica y el largo proceso electoral ha impactado negativamente en el sector inmobiliario. Y varios corredores y promotores de viviendas coinciden en que las ventas han caído en 40% en los que va del año. El mercado ha cambiado, “la locura se acabó y los nuevos compradores son más excepticos y serios”, dijo un corredor de bienes raíces que prefirió reserva de su nombre.

Hace un año se vendía en un promedio de 772 unidades habitacionales por mes, al finalizar el año pasado rondaba los 300 viviendas.

Recientemente un grupo de corredores de bienes raíces fracasaron en su intento de atraer a inversionistas rusos, luego de participar en varias ferias, no se obtuvo ningún éxito y es que los rusos prefieren invertir en Grecia, Omán, Bulgaria, Turkía o Dubai por su cercanía.

El objetivo de ACOBIR es convertir a Panamá en nuevo Singapur donde operan unas 6 mil empresas transnacionales.