Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Economía

Empleo y oportunidad, una meta cumplida

PANAMÁ. En materia de empleo, uno de los puntos fuertes de la gestión Torrijos fue la promulgación de la Ley 41, puesta en marcha por l...

PANAMÁ. En materia de empleo, uno de los puntos fuertes de la gestión Torrijos fue la promulgación de la Ley 41, puesta en marcha por la Asamblea Nacional el 27 de agosto del 2007, en el que se estimulada un régimen especial para la llegada de empresas transnacionales.

Según estimaciones emitidas por diferentes empresas consultoras dedicadas a la búsqueda de talento humano, a menos de dos años de haberse creado esta ley, más de 13 mil puestos de trabajo habrían sido creados. De hecho, según cifras de la Contraloría General de la República, el desempleo cayó desde un 12.4% registrado en 2004 hasta el 5.8% este año.

La meta planteada para comienzos de gobierno era aumentar la tasa de empleo en 3% cada año.

El Ministerio del Trabajo reporta cifras más ilustrativas. En los últimos cinco años se firmaron un millón 116 mil 575 contratos de trabajo, siendo 264.929 de ellos permanentes.

APOYO SOCIAL

El último pilar de los planteados por Torrijos fue el desarrollo del capital humano.

Para ello planteaba lo que en su momento calificó como: “Novedoso sistema de Protección Social”, el cual se tradujo en el Programa Red de Oportunidades.

Hasta la fecha, según cifras del Ministerio de Desarrollo Social, 75 mil familias en todo Panamá reciben $50 mensuales para salir de la pobreza extrema.

Con esta pequeña radiografía se puede deducir que Panamá “no está tan mal”, sobre todo en medio del panorama internacional que plantea un escenario de recesión.

Pero no hay que bajar la guardia porque ya los primeros golpes de la crisis financiera mundial se están sintiendo en algunos actividades económicas del país, (turismo, construcción, inversiones, exportaciones, entre otros) y el panorama para el segundo semestre de 2009, no es muy halagador. Ahora la pelota está del lado de la cancha de la nueva administración y al parecer el nuevo gobierno también tiene las metas claras.

Según el nuevo ministro designado de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino, “la premisa principal es mantener el crecimiento económico del país y no permitir que regresemos a los niveles de desempleo de hace siete años”.