Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Economía

El nuevo orden financiero

L a Ley Dodd-Frank el nuevo orden financiero en los Estados Unidos. Luego de prolongadas y ‘tortuosas negociaciones’, como lo ha calific...

L a Ley Dodd-Frank el nuevo orden financiero en los Estados Unidos. Luego de prolongadas y ‘tortuosas negociaciones’, como lo ha calificado la prensa financiera, el presidente de Estados Unidos, Barak Obama, logró firmar la ley que regula el comportamiento de los bancos en los Estados Unidos.

La ley, que se conocerá como la Ley Dodd-Frank en honor a sus promotores en el Senado y la Cámara de Representantes, sin duda, tendrá impacto en los centros financieros globales, inclusive el nuestro, pero tomará tiempo implantarla del todo, es un documento complicado de casi mil páginas.

La Ley concede nuevos poderes al gobierno estadounidense para supervisar y desmembrar aquellas empresas que se consideran un riesgo para la economía. También crea una nueva agencia de protección al consumidor con facultad para regular las hipotecas residenciales y las tarjetas de crédito.

Además, la Ley, establece medidas para restringir a los bancos en efectuar transacciones en los mercados de valores actuando como principal (por cuenta propia en vez de por cuenta de sus clientes) y cuando invierten en ‘hedge funds’ (fondos de cobertura) e inversiones de capital privadas.

La Ley Dodd-Frank es un claro resultado de la crisis global del 2008 y está asociada a la llamada Regla Volcker.

La Regla Volcker fue propuesta a principios de este año por el economista y antiguo Presidente de la Junta de Gobernadores del Federal Reserve Bank, el ‘Fed’, el Banco Central de los Estados Unidos.

La Regla prohíbe a los bancos o a empresas propietarias de bancos entrar en negociaciones en los mercados de valores cuando estas transacciones no son a favor de clientes. Prohíbe también ser propietarios o invertir en los llamados ‘hedge funds’ y en fondos de capital privados, como igual limita el tipo de deudas que puedan adquirir los grandes bancos.

Se busca prohibir a los bancos y a sus empresas dueñas arriesgar los depósitos de sus clientes cuando actúan por cuenta propia en operaciones en los mercados de capital y deuda.

La Regla Volcker fue aceptada por el Presidente Obama en enero de este año, cuando anunció su adopción y declaró su intención de acabar con la creencia en el concepto ‘too big to fall’.

El concepto de ‘too big to fall’ se refiere a empresas que se consideran tan vitales a la economía general que su quiebra sería desastrosa para la economía y como tal deben recibir ayuda financiera de los gobiernos y los bancos centrales para evitar sus quiebras.

Este concepto ha causado fuertes cuestionamientos por los contribuyentes que objetan que el dinero de sus impuestos sea utilizado para salvar bancos que no han demostrado prudencia en su manejo del riesgo.

El punto de vista es que se debe permitir la desaparición de aquellas empresas que no han demostrado buena administración.

Las complicaciones que surgen de la creencia en ‘too big to fall’ es que estimulan el ‘riesgo moral’, lo cual sucede cuando un individuo protegido de las consecuencias de sus actos se comporta muy distinto a una situación donde estaría totalmente expuesto a las consecuencias de sus actos.

En términos prácticos, ‘Riesgo Moral’ significa que los banqueros, sabiendo que sus depósitos están protegidos por seguros o por la ley y que si no manejan bien el riesgo, serán salvados por los gobiernos, tomaran mayores riesgos en su actividades de crédito e inversión, contrario a lo que harían si al final sufren todas las consecuencias de su mala administración del crédito, inclusive ir a la quiebra.

Paul Krugan, el Premio Nobel de Economía, define ‘riesgo moral’ como ‘….una situación en que una persona toma una decisión en cuanto al grado de riesgo que asume, mientras que otra persona carga con el costo si las cosas salen mal’.

La nueva Ley busca eliminar la creencia en ‘too big to fall’ y representa el esfuerzo legislativo más significativo en procurar regular los bancos desde la Ley Glass/Steagall (1933) que nace como resultado de otra crisis, la Gran Depresión de 1930. Las crisis generan nuevas reglas, espero que funcionen las resultantes de esta última crisis.