Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Economía

Reducen préstamos a sector agropecuario

PANAMÁ. Los préstamos otorgados por el Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA) cayeron 31.6% de enero a julio de 2010, respecto a igual p...

PANAMÁ. Los préstamos otorgados por el Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA) cayeron 31.6% de enero a julio de 2010, respecto a igual periodo del año pasado.

La agricultura y la ganadería fueron las actividades más afectadas.

En los primeros siete meses del año los préstamos del BDA a la actividad agrícola cayeron 37.4% y a la ganadería disminuyeron en 29.1%.

Para quien hasta el mes de agosto pasado fuera presidente de la Asociación Nacional de Ganaderos (ANAGAN), Luis Martínez, el BDA no es eficiente y se ha convertido en una agencia de empleos. Con préstamos políticos y una morosidad alta, no cree que merezca ser llamado el banco del pequeño productor.

El ganadero santeño se quejó de lo injusto que resulta que los bancos cobren 10% de intereses a los préstamos que solicitan los pequeños productores, mientras que, para incentivar la venta de viviendas, el Estado le está dando un bono de 5 mil dólares a los compradores para que los usen a manera de abono.

Un matiz diferente le da Héctor Ortega, presidente de la Federación Nacional de Arroceros, a las cifras de la Contraloría.

Aunque reconoce que debe reducir la burocracia interna que lo aqueja, a su juicio el BDA es el ‘mejor banco del país’.

El descenso en los préstamos lo atribuye a que cada vez hay menos productores en capacidad de pedir préstamos debido a las pérdidas en el sector.

‘Como hay menos product ores, hay menos préstamos. Las pérdidas han sido grandes y los productores tienen menos capacidad de crédito, por eso es urgente que se den mayores incentivos a los agricultores’, aseveró Ortega.

Al respecto, afirma tener confianza en los esfuerzos que realiza el ministro de Desarrollo Agropecuario, Emilio Kieswetter, quien, junto a su equipo de trabajo, se ha estado reuniendo desde hace varias semanas con diversos sectores productivos con el objetivo de hacer diagnósticos que le permitan ofrecer incentivos concretos y motivar con más fuerza a agricultores y ganaderos del país.

Datos de la Contraloría General de la República revelan que en el primer semestre del año 2010, el Producto Interno Bruto del sector agropecuario creció apenas en 1.1%, lo que indica que este sector está contraído.

Otros indicadores preocupantes son las caídas de las exportaciones de algunos productos agropecuarios.

Hasta el mes de julio de 2010, las exportaciones de melón cayeron 64%, de sandía disminuyeron 18% y de ganado de vacuno se redujo en 95%.

Edwin Pérez, presidente de la Gremial de Agroexportadores No Tradicionales de Panamá (gantrap), explicó a La Estrella que la caída de las exportaciones de melón y sandía se viene dando desde 2007, producto del alza del combustible y la crisis económica mundial que provocaron alzas en los costos de producción.

Ante estos inconvenientes, ‘en lugar de que se dieran préstamos para salir adelante, los bancos intensificaron sus labores de cobro, afectando aún más a los productores y, por ende, las exportaciones’.

En 2009-2010 la situación ha seguido igual, a la baja. El fenómeno de El Niño redujo el rendimiento de los campos al 50% y la calidad de sus productos.

A pesar de todos estos factores negativos y de las amenazas del fenómeno de La Niña, Pérez asegura sentirse optimista para el próximo periodo de cultivo y cosecha.

Después de la ‘batalla’ que se libró entre el anterior ministro de Desarrollo Agropecuario y el ex gerente del BDA, y que sometió a mucho estrés a los productores y agroexportadores de los diferentes rubros, Pérez ha visto mejoras en el desempeño de la entidad bancaria estatal.

‘El financiamiento oportuno es lo que da buenos resultados al final y en ese sentido confiamos que se den políticas de Estado convenientes’, asevera finalmente.