Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Economía

Sector agropecuario en caos: Kieswetter

PANAMÁ. El desuso de instalaciones, tierras ociosas, la falta de aplicación de leyes especiales y un sistema informático institucional o...

PANAMÁ. El desuso de instalaciones, tierras ociosas, la falta de aplicación de leyes especiales y un sistema informático institucional obsoleto son algunos de los factores negativos que halló Emilio José Kieswetter, ministro de Desarrollo Agropecuario (MIDA), luego de completar 100 días de estar en el cargo.

Kieswetter, luego de ser designado en el puesto, inició una serie de giras a nivel nacional para conocer la realidad del sector y hacer un balance de las deficiencias del mismo, según informó el jefe de la cartera agropecuaria durante una conferencia de prensa ayer.

‘Es preocupante ver cómo hay zonas hortícolas en desuso en Boquete, al igual que las instalaciones y terrenos de Coosemupar en Chiriquí’, señaló.

También encontré —dijo— que la Ley 25 no es oportuna para el productor y que, a sus 10 años de creación, aún hay proyectos agropecuarios en espera de su discusión, que datan de la misma creación de la ley.

Además de la Ley 25, la Ley 24 tampoco es oportuna, indicó Kieswetter, ya que hay que darle respuesta rápida a los productores cuando sus cultivos han sido afectados por el medio ambiente’.

En cuanto a la cadena de frío, una de las promesas de campaña del actual gobierno, Kieswetter sostuvo que la misma tiene un año de atraso debido a que la entidad no contaba con información actualizada de los productos que formarán para de ese proyecto.

Otro factor negativo que tenía deprimido al sector, sostuvo el funcionario, son los créditos del Banco de Desarrollo Agropecuario, que hace poco cambiaron sus políticas y ahora ofrecen créditos de mil hasta 25 mil dólares sin controles previos de la Contraloría General de la República y su aprobación dura un máximo de tres meses.

En vista de estas deficiencias, Kieswetter divulgó ayer un plan estratégico que consta de cinco puntos para dinamizar el sector.

El primer punto es reducir el costo de la canasta básica de alimentos, le sigue el desarrollo rural sostenible, así como la comercialización —la cual se integra con el proyecto de Cadena de Frío—, el cuarto punto es la reconversión de algunos cultivos y finalmente la modernización del MIDA.