Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Economía

Panamá mira su futuro en la competitividad

Enrique De Obarrio es un preocupado por la práctica de valores en la sociedad, para él este es un asunto que le debe importar a la socie...

Enrique De Obarrio es un preocupado por la práctica de valores en la sociedad, para él este es un asunto que le debe importar a la sociedad, no solo a la empresa privada. Es también visionario y soñador, pues sabe que a través de instituciones comprometidas se podrá enmendar las cosas que como país no hemos hecho bien. Para él, hay que enfocar los esfuerzos en el fortalecimiento de la institución de la familia, y en la enseñanza de valores cívicos y morales en las escuelas desde muy temprana edad. De Obarrio escribió el libro Historia, Legado y Compromiso 1968-2010, con el que dejará una huella para las futuras generaciones. Este profesional tuvo un diálogo con La Estrella en el que expuso su punto de vista sobre temas de actualidad en el país.

¿POR QUÉ DECIDIÓ INGRESAR A LA APEDE?

Decidimos ingresar por tradición familiar, con la idea de complementar el desarrollo de nuestra actividad profesional y también encontrar ese sentido de pertenencia gremial, aprovechándolo tanto en lo profesional como también para apoyar a un gremio que para nosotros era y sigue siendo el de mayor prestigio en Panamá, por su esencia fundacional, mística y diversos como trascendentales aportes al país. Pero debemos confesar que jamás ponderamos en su justa dimensión, en ese momento, la enorme acción transformadora positiva de un gremio como la APEDE, y mucho menos imaginamos siquiera que terminaríamos presidiéndolo, y embriagándonos de ese ‘orgullo de pertenecer’.

LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL ¿ES MODA Y VISIÓN?

Esto no debe verse como una simple moda, pero sí está de moda. No solo comprende el contribuir con donaciones directas o indirectas para apoyar el desarrollo y sostenibilidad de proyectos sociales donde más se necesiten; va más allá. Comprende también el voluntariado corporativo y muchos otros aspectos que van desde el trato justo a los trabajadores y el respeto al medio ambiente, al actuar ético en cuanto a las relaciones con el gobierno y proveedores, entre otros.

¿QUÉ BUSCA LA CAMPAÑA DE PROMOCIÓN DE LOS VALORES CÍVICOS Y MORALES?

Estamos fallando como sociedad, se nos está agotando incluso la capacidad de sorpresa y lo que antes era cuestionable y hasta condenable moralmente, ahora se mira indiferentemente como: es ‘normal’, ‘todo el mundo lo hace’, ‘hay que aprovechar la oportunidad y jugar vivo’, ‘la política es así y nada lo va a cambiar’, ‘los tiempos han cambiado’, ‘no va a pasar nada’. Se trata de un tema de vital importancia para el correcto devenir nacional, del perfeccionamiento honesto y virtuoso de la panameñidad, al cual la APEDE ha asignado toda prioridad desde su fundación. El gran reto está en primer lugar en reconocer la importancia y urgencia de privilegiar los valores cívicos y morales sobre tantos antivalores, si en realidad nos importa evitar el deterioro galopante de la fibra moral de la sociedad. En segundo lugar, en saber tomar conciencia de nuestra capacidad intrínseca de discernimiento y, finalmente, se trata de atrevernos a actuar en consecuencia, como individuos y en comunidad; y de hacer de ello un hábito.

¿CONSIDERA QUE LA PROMOCIÓN DE LOS VALORES CÍVICOS Y MORALES DEBE HACERLA SOLO LA EMPRESA PRIVADA?

Para nada. El flagelo permea en toda la sociedad y debe enfrentarse en forma integral, con participación de todos los sectores que conforman el mosaico social panameño. Esfuerzos, propuestas y logros hay varios, tales como el Pacto Ético Empresarial, que impulsó la APEDE; la Fundación Panameña de Ética y Civismo, que surgió de las entrañas de la APEDE; el Consejo Nacional por la Cultura Ética, que propuso el sector que representamos ante el Consejo de la Concertación Nacional para el Desarrollo, y lidera el Comité Ecuménico ampliado; las campañas de concienciación de nuestra Iglesia católica; las campañas de los clubes cívicos, etc. Es importante aunar esfuerzos y trabajar todos con el mismo objetivo en forma mancomunada, pues la responsabilidad es de todos como panameños.

¿ A SU JUICIO, EL AUMENTO DEL ITBMS HA IMPACTADO EN EL COSTO DE VIDA DEL PANAMEÑO?

El aumento del ITBMS lógicamente ha impactado en el costo de vida de todos, pero no en forma considerable. No puede ser considerable un aumento de 2% (de 5 a 7%), cuando en otros países este impuesto es de más del 20%. Otras dos consideraciones importantes son que para minimizar el impacto de todo el impuesto en los panameños con menor poder adquisitivo, se ha exceptuado la aplicación del impuesto sobre algunos productos básicos de mayor necesidad; y, de otro lado, el impuesto al final resulta mucho más oneroso para quienes mayor poder adquisitivo tengan.

¿PANAMÁ DEBE INMISCUIRSE EN EL CONFLICTO SOBRE EL RÍO SAN JUAN ENTRE NICARAGUA Y COSTA RICA?

Panamá, como país neutral y de vocación pacifista, debe abogar siempre por el diálogo, que es el mejor mecanismo que nos ofrece la democracia para dirimir y resolver conflictos y controversias, y encontrar una solución aceptable para las partes en pugna, dentro del marco del derecho internacional; debemos hacerlo sin tomar partido, sino fomentando el diálogo entre las partes, y también dentro de aquellos esquemas de integración y organismos hemisféricos e internacionales de los que Panamá forme parte. En el caso que nos ocupa, allí están el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), la Organización de Estados Americanos (OEA), y la Organización de Naciones Unidas (ONU).

¿CUÁLES PRINCIPIOS SON FUNDAMENTALES PARA LLEVAR CON ÉXITO SU NEGOCIO?

Competencia para hacer el trabajo bien hecho, actualización y planificación, orden en las finanzas y la contabilidad, inversión en mercadeo, recurso humano e innovación, capacidad para delegar y desarrollar un sentido de interdependencia entre el equipo de trabajo; capacidad para empoderar, generar confianza y atreverse a confiar.

¿QUÉ LE MANDA A DECIR A LOS QUE EMPRENDEN NUEVOS NEGOCIOS EN PANAMÁ?

Que nunca sacrifiquen sus principios éticos y valores morales por el dinero fácil y rápido; que enfoquen el negocio no solamente para enriquecerse, sino también para crear oportunidades para los demás, y con un sentido claro de RSE y actitud solidaria; que la fuerza laboral no se entienda como una conformada por meros empleados, sino por colaboradores; que sean ambiciosos, y traten de ser los mejores.

¿INVITARÍA A LOS PAÍSES A INVERTIR EN PANAMÁ; POR QUÉ?

Por supuesto que sí. La inversión directa extranjera es sumamente importante para dotar a la plaza de nuevos y mejores puestos de trabajo, con las consiguientes oportunidades para reducir el desempleo y la pobreza. Panamá, en el sentido anterior, es un país que ofrece importantes ventajas comparativas y competitivas al inversionista extranjero, tales como su posición geográfica, uno de los mejores climas de negocio en la región, entorno competitivo, estabilidad política, conectividad, etc. Es un país que cuenta con todo lo necesario, si hacemos las cosas bien, para en 4 ó 5 lustros convertirse en el primer o segundo país en América Latina en ser considerado un país del ‘primer mundo’.

¿QUÉ OPINA DE LO QUE OCURRE CON LOS JUBILADOS Y PENSIONADOS: SOLICITUD DE AUMENTO, OFRECIMIENTO DEL GOBIERNO, CIERRES DE CALLES?

Hay que apostar por el diálogo y la sensatez. Hubo promesas bien intencionadas y hay que perfeccionar la forma más sensata de seguirlas cumpliendo; en forma planificada, gradual y sin politización del tema.

¿QUIÉN DEBE APORTAR LOS 52 MILLONES ANUALES PARA EL SUBSIDIO DE LOS JUBILADOS?

El Estado.