26 de Feb de 2020

Economía

Crece economía británica en 2010

LONDRES. La economía británica sufrió más que la mayoría en la crisis financiera mundial, pero disfrutó de un retorno sano al crecimient...

LONDRES. La economía británica sufrió más que la mayoría en la crisis financiera mundial, pero disfrutó de un retorno sano al crecimiento en 2010, sin embargo, el 2011 parece presentar desafíos, incluida la creciente inflación.

La británica fue la última de las economías nacionales del G20 en salir de la recesión, en el último trimestre de 2009, pero después disfrutó de cuatro trimestres consecutivos de crecimiento bastante robusto antes de volver a sufrir una caída de 0.6% en el producto interno bruto (PIB) en el último trimestre de 2010.

Ese descenso fue atribuido en parte al clima invernal extraordinariamente frío, que afectó a la producción y distribución, así como a las ventas al menudeo.

Sin embargo, el descenso elevó la vulnerabilidad de la economía británica a la ‘estanflación’, es decir, al estancamiento del PIB acompañado de inflación en los precios. Esto generaría un alza en los costos reales para las empresas e individuos, al mismo tiempo que un descenso en el crecimiento y una reducción en el valor real anual de los ingresos porque la inflación es mayor que el ajuste a los salarios.

Peter Westaway, economista europeo en jefe de Nomura en Londres, manifestó a Xinhua que ‘El problema es que Reino Unido está sufriendo actualmente un número de sacudidas que están causando que la inflación sea temporalmente superior’.

Uno de los problemas de una inflación sistemáticamente superior a la meta es que los negociadores de salarios y los trabajadores podrían empezar a creer que habrá una inflación de largo plazo y empezarán a presionar por ajustes salariales para compensarla, dijo Westaway. Si el Banco de Inglaterra piensa eso, entonces querrá elevar las tasas de interés, agregó.

Chris Williamson, economista en jefe de Markit, la compañía de servicios de información financiera, también advirtió del peligro potencial de la inflación salarial.

‘Existen bastantes presiones sobre el Banco de Inglaterra para que incremente las tasas de interés o para que explique por qué no las ha estado elevando cuando la inflación ha estado por arriba de la meta durante bastante tiempo y está empezando a perder su credibilidad’, dijo a Xinhua.

Los principales economistas prevén un crecimiento de 0.2% en la economía británica durante el primer trimestre de 2011.