Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Economía

Consumidores se quejan más

PANAMÁ. Más de 10 mil quejas por abusos a los derechos del consumidor fueron interpuestas ante la Autoridad de Protección al Consumidor ...

PANAMÁ. Más de 10 mil quejas por abusos a los derechos del consumidor fueron interpuestas ante la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco), desde el año 2006 a la fecha.

Según un informe de la entidad, el departamento de Conciliación, Decisión y Quejas ha logrado resolver unos 8 mil 301 casos, lo que representa 87.8 millones de dólares.

De igual forma, el documento indica que para el periodo de enero a febrero del presente año, se han registrado unas 408 denuncias, lo que representa desembolsos por 1.9 millones de dólares.

FORO DE PROTECCIÓN

El derecho a la información, así como el respeto por las normas de protección al consumidor, fueron algunos tópicos que se desarrollaron en el II Foro de Protección al Consumidor.

Elías Elías, director Nacional de Protección al Consumidor de la Acodeco, afirmó que se han impuesto sanciones hasta por 6 millones de dólares a empresas por no ofrecer información confiable y veraz al consumidor.

Igualmente, dijo que el Departamento de Oficio de la entidad ha logrado resolver casos a favor de los consumidores hasta por $2,500.

En cuanto a la información bancaria, indicó que la Acodeco no resuelve quejas por financieras o bancos. Sin embargo, sí se verifica que las páginas web de los bancos tengan suficiente información para que el consumidor tome la decisión de adquirir el servicio.

Por su parte, María del Carmen Chang, de la Superintendencia de Bancos, aseguró que el Decreto Ejecutivo N°52, en su artículo 193, obliga a informar al cliente bancario de los términos y condiciones aplicables al contrato.

Las entidades financieras no deben cobrar por servicios que no han sido prestados por el banco; además de ser diligentes sobre las consultas del cliente, dijo Chang.

Asimismo, muchos comercios continúan incurriendo en otras irregularidades que atentan contra el consumidor, como la ausencia de precios a la vista y productos que no tienen fechas de vencimiento, que van contra las prácticas en favor de la competencia.