18 de Oct de 2021

Economía

Lagarde suma adeptos camino hacia la cúpula

PARÍS. La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, acumula con el paso de los días respaldos importantes para convertirse en la...

PARÍS. La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, acumula con el paso de los días respaldos importantes para convertirse en la candidata de consenso que busca Europa como sustituta de Dominique Strauss-Kahn al frente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Desde el Viejo Continente el nombre de la ministra francesa no ha recolectado críticas ni oposiciones y sí una pléyade de adhesiones procedentes de las principales capitales y de Bruselas.

EL POR QUÉ

Confrontada a la amenaza de que la dirección del Fondo caiga en manos de un emergente, como reclaman algunos de estos países, Europa parece haber encontrado en la candidatura de Lagarde un consenso que les permita mantener el liderazgo de una institución de la que son el primer contribuyente.

Existe la idea de que una elección rápida favorecería la elección de un europeo, mientras que los emergentes pueden organizarse mejor si pasa el tiempo.

Y frente a la multiplicación de nombres que surgen desde los países emergentes, Europa apuesta con unidad por Lagarde.

¿LA INDICADA?

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, figura clave para la elección en 2007 de Strauss-Kahn, considera a la ministra francesa como ‘la candidata ideal’.

Una ‘excelente elección’, ha asegurado el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, mientras que su homóloga germana, Angela Merkel, ha hecho saber su ‘simpatía’ por Lagarde, al tiempo que ha instado a consensuar lo antes posible un nombre europeo.

De esta forma, se ha descartado una posible candidatura germana, de la que se habló durante los primeros días del escándalo Strauss-Kahn.

Bruselas no cita nombres de forma oficial, pero tanto el entorno del presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, como el del presidente del Consejo, Herman van Rompuy, dejan entrever su predilección por una ‘mujer francesa’.

En este contexto de unanimidad, la única voz discordante de peso es la del primer ministro polaco, Donald Tusk, que no excluye presentar a su compatriota Leszek Balcerowizc como candidato al FMI.

Resta París, que, por el momento, parece reticente a hacer campaña por su compatriota tras el sonrojo provocado por el caso de Strauss-Kahn.

Entre bambalinas, el presidente galo, Nicolas Sarkozy, ha hablado del caso con Merkel y con el primer ministro galo, David Cameron, según citan medios franceses.

Londres tampoco ha mostrado oposición al nombramiento de Lagarde, sobre todo después de que Downing Street mostrara su oposición al nombramiento del ex primer ministro Gordon Brown, agregan los medios.

Sarkozy puede organizar el consenso entorno a Lagarde durante la cumbre del G8 que tendrá lugar la próxima semana, bajo su presidencia, en el balneario normando de Deauville.

Incluso entre la oposición política francesa el nombre de Lagarde no ha provocado grandes inquietudes.

François Hollande, postulante a las primarias de su partido para ser candidato la Presidencia del país, indicó que no hay ningún problema con Lagarde en cuanto a sus competencias, aunque emitió ciertas reservas sobre su orientación política.

Falta por saber cómo puede afectar a Lagarde la amenaza de la Fiscalía francesa de la apertura de una investigación judicial por abuso de poder ligada al pago de una indemnización millonaria al empresario Bernard Tapie.

CANDIDATO ‘EMERGENTE’

El ministro brasileño de Economía, Guido Mantega, dijo que su país está dispuesto a apoyar a un candidato proveniente de un país desarrollado para la jefatura del FMI si continúa con las reformas de Dominique Strauss-Kahn.

‘Pueden existir buenos candidatos sea en países emergentes o avanzados, incluso en la Unión Europea. (...) Lo importante es que el nuevo director del FMI continúe las reformas que Strauss-Kahn venía haciendo, de democratización del Fondo’, afirmó Mantega.

Mantega había enviado una carta a sus pares del G20 para solicitar que el nombramiento del nuevo titular del FMI se base en criterios de mérito y que no exista una preferencia regional que restrinja la elección.

CONSENSO

Mientras todo esto sucece, Estados Unidos indicó reveló que está ‘dispuesto a apoyar’ como candidato a director general del Fondo Monetario Internacional (FMI) a una persona capaz de suscitar ‘un amplio consenso’ entre los miembros de la institución.

‘Estamos dispuestos a apoyar a un candidato que tenga la fuerte experiencia y las cualidades de dirección que se requieren, y capaz de suscitar un amplio apoyo entre los miembros del Fondo’, indicó ayer viernes el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, en un comunicado publicado en Washington.

‘Estamos discutiendo (...) con los (representantes) de países emergentes así como con los de los países avanzados’, precisó Geithner.

‘Es importante que el proceso de selección de la nueva dirección del FMI sea abierta y rápida’, concluyó.

Hasta el momento, y salvo el mexicano Agustín Cartens, el resto de los potenciales candidatos para la dirección del FMI son europeos, o de países con economías desarrolladas, mas no de países emergentes.