28 de Oct de 2021

Economía

Banca Electrónica: mitos y realidades

La Banca Electrónica permite el acceso a los servicios bancarios a través de Internet, mediante un computador, teléfonos, celulares, ca...

La Banca Electrónica permite el acceso a los servicios bancarios a través de Internet, mediante un computador, teléfonos, celulares, cajeros automáticos y puntos de venta (POS). Aunque inicialmente la banca por internet era utilizada mayormente como medio de consulta, en la actualidad incorpora casi todos los servicios del sistema financiero, otorgando así múltiples beneficios a los consumidores bancarios, ya que a través de los canales electrónicos, pueden valerse de los servicios financieros que ofrecen los Bancos.

La incorporación de la banca electrónica en el diario vivir, trae consigo diversas dudas o incertidumbres por parte de los consumidores, sobre la seguridad, privacidad y efectividad con la que se realizan sus transacciones.

La Superintendencia de Bancos de Panamá, como ente regulador del sector bancario y de la protección a los derechos y deberes de los consumidores/clientes bancarios, cuenta dentro de la estructura organizacional de la Dirección de Supervisión Bancaria, con el Departamento de Supervisión de Riesgo Tecnológico y Banca Electrónica, que posee un equipo de profesionales, encargado de supervisar y evaluar al Banco en esta materia, de manera que se mantenga el correcto y eficaz desarrollo de las actividades bancarias electrónicas.

Para ello, periódicamente realiza revisiones a los bancos que conforman el Centro Bancario Internacional de Panamá. El alcance de tales revisiones contempla evaluar el monitoreo, soporte y mantenimiento que se le da a los canales electrónicos. Entre los canales electrónicos están los cajeros automáticos, pioneros de la banca electrónica y únicos que dispensan dinero en efectivo.

Es necesario aclarar que tratándose de medios electrónicos, su uso puede originar algunos riesgos y contingencias. Por lo tanto, con el objetivo de minimizar éstos riesgos, los bancos deben contar con políticas y procedimientos dentro de sus metas, asegurando la funcionalidad efectiva y eficiente de los componentes, redes y demás infraestructuras que los soportan. Así mismo deben contar con planes de contingencia y continuidad del servicio, que por consiguiente salvaguarden la seguridad e integridad de las transacciones que realicen sus clientes.

Con referencia a los cajeros automáticos, es necesario aclarar, que detrás de estos, son muchos los agentes que intervienen para lograr su óptimo funcionamiento. Entre ellos los proveedores de estos equipos, la entidad bancaria que proporciona el servicio financiero, los proveedores y administradores de la red, etc. La Superintendencia de Bancos como regulador y supervisor, es la encargada de velar porque el servicio prestado al consumidor sea de calidad.

Al hablar de los servicios financieros por medio de banca electrónica, es necesario tratar igualmente los que se realizan a través de la red ACH. Por medio de esta red se originan las transacciones de transferencias de dinero.

El ACH nos permite hacer pagos y trasladar fondos a otras cuentas por medio del banco o por aplicaciones de banca por Internet. Por lo que no podemos relacionar este sistema únicamente con el pago de planillas o el sistema de tarjetas clave.

Las tarjetas de débito Clave, son un medio de pago electrónico, a través del cual los clientes pueden utilizar los fondos que poseen en la entidad bancaria emisora. Las tarjetas Clave son usadas mayormente en canales electrónicos como cajeros automáticos y Puntos de Venta (POS), instalados en los comercios para pagar servicios o adquirir bienes.

La Superintendencia de Bancos de Panamá, revisa actualmente las reglamentaciones vigentes en materia de Banca Electrónica, para adecuarlas según las necesidades y riesgos existentes e inherentes. De igual forma, ha emitido lineamientos que incentivan la cooperación entre las entidades bancarias, a fin de minimizar en mayor medida los fraudes e inconvenientes que puedan suscitarse al utilizar cualquiera de los canales de Banca Electrónica.

Sin embargo, es necesario que los consumidores bancarios mantengan las medidas de seguridad pertinentes al momento de efectuar transacciones electrónicas. Debe estar atento y seguir las medidas que su entidad bancaria recomiende y le comunique.