Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Economía

Zona Franca: Gasto o inversión

PUERTO ARMUELLES. En una improvisada oficina de la avenida principal de Puerto Armuelles, se encuentra la Zona Franca de Barú (ZFB), cre...

PUERTO ARMUELLES. En una improvisada oficina de la avenida principal de Puerto Armuelles, se encuentra la Zona Franca de Barú (ZFB), creada hace 10 años bajo un régimen fiscal y aduanero especial para la promoción de inversiones en el distrito.

Sin embargo en el transcurrir de este tiempo, la población no ha visto mejoras económicas ni la instalación de nuevos proyectos.

‘Necesitamos que a eso se le meta presupuesto de inversión de lo contrario solo será una institución para embotellar personas y eso no representa nada para el distrito si no se le impulsa como tal’, señaló Moisés Marín, representante de los desempleados de Barú.

Agrega que Panamá Pacifico empezó mucho después de la ZFB y ahora genera miles de empleos porque está a orillas del Canal, ‘pero como nosotros estamos a 600 kilómetros del Canal de Panamá no nos toman en cuenta’, manifestó.

Qué buena oportunidad sería que a la ZFB se le diera el mismo trato para que esto se convierta en polo de desarrollo pero no es así, la realidad es otra, pareciera que la provincia iniciara de la frontera para allá y que Puerto Armuelles fuera más del lado costarricense, porque no vemos la voluntad por parte de ninguna administración en querer levantar el distrito, sostuvo molesto Marín.

‘La ley de la ZFB ya tiene 10 años y no se ha hecho nada. Aquí se debió haber hecho un plan maestro para su desarrollo, así como se hizo para la zona económica de Howard, igual se debe hacer para Barú’, expuso Carlos Motta, presidente de la Cámara de Comercio de Barú.

A juicio de Motta ‘nosotros aquí en Barú somos la puerta de entrada al mercado centroamericano, hay muchas oportunidades para hacer grandes cosas para la exportación, pero hay que hacer un plan maestro especialmente diseñado para la Zona Franca, pero no improvisando y tomando pedazos de la Zona Libre de Colón y Howard e intentar implementarlo en Barú’.

AVANCES

Abel Arauz, Asesor Económico de la ZFB sale en su defensa y menciona que ya se han hechos avances significativos en los últimos dos años, como por ejemplo el diseño de los planos del Parque Industrial que estará ubicado donde funcionaba el aeropuerto.

Actualmente se está a la espera que el Gabinete apruebe el traspaso de los terrenos que son del Estado, para entonces proceder con la cerca perimetral y continuar con el alcantarillado de agua y otros trabajos de infraestructuras que están entre los 15 y 20 millones de dólares. Sin embargo, hasta que no se aprueben las tierras no habrá presupuesto de inversión y no se puede avanzar, advirtió.

El atraso se debe a que las tierras del aeropuerto pertenecen a varias instituciones del Estado, y se ha necesitado negociar con cada una de ellas y que estén anuentes a transferírselas a la Zona Franca para poder entonces desarrollar el proyecto.

‘Solo en este proceso se ha tomado más de un año, entendemos que la comunidad está escéptica, porque no ha pasado nada, y aunque no se tiene un plan maestro se trabaja en el Parque Industrial, que ya ha despertado el interés de varias empresas que quieren ubicarse, añadió Araùz.

PROYECTO

En la ZFB tenemos tres proyectos, el Parque Industrial, la Reubicación de la Pista de Aterrizaje para aviones de carga y pasajeros, y el Puerto de Contenedores Multiuso, es un triangulo si existe uno debe existir el otro para mover la mercancía por mar, tierra y vía aérea, informó el arquitecto Enrique Hoo.

Hoo explicó que el desarrollo del proyecto debe tardar tres años en su construcción. Lo primero que necesitamos es conseguir las tierras para el albergue de las compañías, aunque no citó nombres, el arquitecto dijo que ya Zona Franca tiene compañías instaladas en Barú, en la frontera hay compañías como Duty Free y un hotel que es parte del área industrial.

No obstante, queremos tenerlos en una misma área, ‘hicimos el anteproyecto de un parque donde se ubicaba la pista y que tiene capacidad para 231 lotes de mil mts2, para el desarrollo de esas empresas’.

‘Esto es lo que queremos, que el proyecto crezca. Desde que se creó en la Zona Franca se ha trabajado pero mínimamente, porque crearon una ley solo de papel, y no le dieron propiedades ni capital, inclusive no tenemos oficinas, son alquiladas’, reconoció Hoo.

El proceso para las tierras se está luchando desde el año pasado para obtener los terrenos, pero las condiciones han cambiado porque ahora están valoradas en más de 3 millones de dólares y pasará para Consejo de Gabinete, bajo la tutela del Ministerio de Comercio e Industrias. ‘El ministro del MICI es el que va a interceder por nosotros para obtener los terrenos’.

PASADO Y PRESENTE

En los viejos talleres de la Chiriquí Land Company, ubicados a un costado del aeropuerto y que también se utilizarán para el desarrollo de los proyectos de la ZFB, estaba escuchando música en un pequeño radio y de manera habitual Luis Justavino, ‘estamos cuidando las instalaciones del gobierno’, fue lo primero que dijo.

Justavino también forma parte de la cesante planilla de Coosemupar, antes trabajamos con las CHLC y luego con la cooperativa, a pesar de los conflictos laborales con la empresa, dice que era muy diferente con la presencia de Chiquita.

‘En mi opinión muy personal fuera bueno que vinieran empresas a invertir y que los moradores del distrito dependieran de un salario digno y justo, que se logre una comprensión entre el trabajador y la empresa para que no hubiera la necesidad de ir a los conflictos y de esa manera la paz laboral en el distrito se restablecería’, aportó esperanzado.

Al igual que su colega en las bananeras, desde que el gobierno le dio las prestaciones a los trabajadores fue como un paliativo luego de tener 15 meses sin recibir salario, pero ahora ya la gente está prácticamente en situación económica difícil porque ese dinero ya se esfumó... ya no existe... se fue del todo. Lea mañana jueves: Abandono a orillas del mar.