Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Economía

Unión Eólica está confiada en Etesa

PANAMÁ. Luego de que Panamá adjudicara la primera compra de energía eólica del país —unos 121 Megawats a consumirse entre el 2014 y el 2...

PANAMÁ. Luego de que Panamá adjudicara la primera compra de energía eólica del país —unos 121 Megawats a consumirse entre el 2014 y el 2028—, a la compañía Unión Eólica Panameña (UEP), proceso que el Consejo de Gabinete mandó a revisar con las autoridades eléctricas, sus directivos dicen estar confiados y tranquilos.

‘Estamos convencidos de que no hemos cometido ninguna ilegalidad, creemos en la transparencia del pliego que se negoció y en las autoridades de ETESA y la ASEP’, señaló Rafael Pérez, director de la española UEP, quien vendería el Megawats de energía a un promedio de $90.58 al país.

La respuesta de Pérez surge luego de que el Consejo de Gabinete señalara el pasado 13 de diciembre que ‘Sara Cortés, hermana de la ministra Alma Cortés, era la apoderada legal de UEP, y también directora de la estatal Proinlo, motivo por el que la dualidad de cargos de la funcionaria podría reñir con los parámetros de transparencia y prudencia que deben cumplir los servidores públicos, circunstancia que pudo haber afectado el proceso de contratación’.

Pérez describió que Cortés no era apoderada legal de su empresa, sino agente residente, y que mantuvo esas funciones desde mayo del 2009 a octubre del 2011.

La licitación se adjudicó en noviembre del 2011, según consta en documentos de la Empresa de Transmisión Eléctrica (ETESA), institución que reguló el tema y que recibió el respaldo de la ASEP y de la Secretaría Nacional de Energía.

Junto a esto, la compañía Fersa Panamá, otra de las concursantes en la licitación, protestó por razones técnicas contra la adjudicación de compra dada UEP.

Entre las quejas de Fersa a su competidora, cuestiona la fianza que la misma presentó y que participara en licitaciones previas de ETESA ofertando los mismos parques eólicos que puso a disposición.