Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Economía

Avalan subsidios habitacionales

LA HABANA. El gobierno de Cuba se declaró listo para iniciar en las próximas 48 horas la entrega de subsidios a las personas naturales m...

LA HABANA. El gobierno de Cuba se declaró listo para iniciar en las próximas 48 horas la entrega de subsidios a las personas naturales más necesitadas para la construcción y rehabilitación particular de sus viviendas.

Esta medida es la primera que adopta el país en los últimos 50 años para compensar al ciudadano necesitado y no el producto.

La jefa del Grupo de Otros Aspectos Globales de la Economía, Raquel Rodríguez, explicó que será un proceso gradual, dirigido a ayudar a personas que tienen disposición, pero carecen de solvencia económica para emprender la construcción, reparación o mantenimiento de su vivienda.

El propósito del subsidio es financiar la compra de materiales de la construcción y el pago de mano de obra.

En una primera etapa se privilegiará a las familias afectadas por catástrofes, como huracanes, inundaciones, deslizamientos de tierra, incendios y otros fenómenos trágicos.

De igual forma se apoyará los casos sociales críticos, en especial aquellos que habiten en condiciones vulnerables y estén impedidos de garantizar las acciones necesarias para erradicar sus dificultades habitacionales, sean personas que reciben asistencia social o trabajadores con bajos salarios.

La solicitud se hará en las direcciones municipales de la Vivienda, y el Consejo de la Administración Municipal del Poder Popular (gobierno local) es el órgano facultado para determinar la solicitud.

Ante cada petición de subsidio se hará una investigación socioeconómica del solicitante para evaluar ingresos, gastos y problemática del núcleo familiar, acotó Yusimí Campos, funcionaria del ministerio del Trabajo y Seguridad Social.

Una vez otorgado el subsidio, el beneficiario queda obligado mediante la firma de un contrato, a realizar la ejecución o reparación de la vivienda según lo pactado.

Los montos del subsidio son de hasta 80,000 pesos cubanos (unos $3,300), para la construcción de una casa de hasta 25 metros cuadrados, área considerada ‘célula habitacional básica’, con la finalidad de que el subsidio abarque la mayor cantidad de casos posibles.

Estos subsidios, que solo se otorgarán una vez a la misma persona, serán financiados por las ventas de materiales de construcción en el mercado estatal.

Adalberto Carbonel, del ministerio de Finanzas y Precios, explicó que los fondos disponibles se modificarán según el presupuesto de cada provincia y las necesidades locales.

El reto está en impulsar a la industria local de materiales de la construcción y garantizar los volúmenes de ventas que se requieren, teniendo en cuenta que este financiamiento a los más necesitados se nutre del dinero recaudado en ese mercado.

Miguel Limia, miembro de la Comisión Permanente de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, en abril de 2011, apuntó que la entrega de subsidios ‘no es una medida aislada’.

‘Forma parte —explicó— de una estrategia que comenzó con la venta liberada de los materiales de construcción sin subsidios, la puesta en vigor de una política de créditos bancarios y la reducción del precio en más de 122 artículos de materiales para la construcción’.

También destacó que responde a la política gubernamental de eliminar las gratuidades indebidas y los subsidios excesivos, bajo el principio de compensar a las personas necesitadas y no subsidiar productos de manera general’.

Cuba, con 11.2 millones de habitantes, tenía hasta 2010 un déficit de unas 600,000 viviendas, en parte por destrozos que causaron tres huracanes en 2008. Según datos oficiales, más del 50% de las construcciones en la isla están en mal estado.

La entrega de subsidios se convierte así en un paso más para contribuir a la solución del déficit habitacional en el país.

Es otra alternativa —resaltaron fuentes oficiales— con la que el gobierno ‘provee, de manera sustentable, igualdad de oportunidades y protección a quienes más lo requieren’.